La recaudación de los tributos municipales sin padrón sube un 21% en Palma

El teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación, Julio Martínez, ha informado de los datos de recaudación de tributos municipales sin padrón correspondientes a los siete primeros meses del año. Se trata de los tributos que no se gestionan con padrón, sino que están vinculados directamente con la evolución y el dinamismo de la economía de la ciudad. El balance de recaudación es positivo, puesto que sube un 21% con respecto a 2013. Tal y cómo ha afirmado el regidor, que espera llegar al entorno del 100% de cumplimiento de las previsiones, “este dato es otro indicador del dinamismo de la recuperación económica de nuestra ciudad”, y ha añadido que “nos hace llegar al equilibrio presupuestario y cumplir el compromiso de congelar los impuestos también el 2015”.

Comparativa interanual positiva -. Durante los primeros siete meses de 2013, Cort ingresó por los conceptos incluidos dentro de este impuesto 21’8 millones de euros, por los 26’3 recaudados este año. En consecuencia, nos encontramos ante una subida de 4’5 millones de euros en la recaudación, dinero que debe destinarse a la tesorería municipal.

Los tributos municipales sin padrón son aquellos no dependen de un inventario anual de los ciudadanos que lo tienen que pagar, como en el caso del IBI o el impuesto de vehículos, sino que tienen relación inmediata con la evolución económica a corto plazo, y por lo tanto son reflejo de la situación económica. Es decir, detrás el incremento de recaudación hay un incremento de actividad económica.

Destacan las plusvalías municipales, “un indicador inmobiliario, puesto que recoge la compra-venta de inmuebles”, en palabras de Julio Martínez, y de las cuales la recaudación sube un 41% con respecto al año pasado, con un crecimiento bruto de 2’8 millones de euros. También son destacables las licencias urbanísticas, un indicador de la construcción, que han subido un 47’6% desde el 2013, con una diferencia de casi un millón de euros.

Existen, paralelamente, indicadores más generales del estado económico de la ciudad. Por ejemplo, las tasas de ocupación de suelo y subsuelo, “que tiene relación con instalaciones eléctricas, de cableado y de nuevas tecnologías”, ha dicho Martínez, y que han subido un 38’8% con respeto al 2013. La apertura de nuevos establecimientos, por su parte, es un indicador general que ha experimentado un crecimiento del 50% en las cifras de recaudación.

El regidor ha mencionado también los indicadores que mostraban menos dinamismo, tales como el impuesto de la construcción, que de momento ha bajado un 43%. Sin embargo, Martínez ha explicado que “primero se pagan las licencias urbanísticas, mientras que los impuestos de construcción se pagan normalmente meses después de su concesión, habitualmente vinculados al comienzo de las obras”. Por esta razón el regidor es optimista “con respecto a la posibilidad de recuperación durante la segunda parte del año, considerando que los ingresos por licencias urbanísticas han crecido un 47’6%”.

Influencia en los presupuestos municipales e incidencia del PRI-. Estos impuestos suponen alrededor del 15% del total del presupuesto municipal. La cifra total prevista de recaudación de estos tributos durante el año es de 49’9 millones de euros. Hasta el momento se han recaudado 26’3 millones, que suponen el 52’7% del total. En caso de seguir con esta evolución constante, se cumpliría el 91% del previsto en la estimación oficial. Sin embargo, los ingresos no se producen de manera lineal, motivo por el cual Martínez ha subrayado que “el equipo de gobierno se muestra optimista con respecto a la recuperación de la recaudación gracias a la aprobación del PRI, que supondrá un impulso por las reformas que generará, y que nos hace creer que cumpliremos las previsiones iniciales del entorno del 100%”.

Equilibrio presupuestario-. El regidor de Economía y Hacienda ha afirmado que “si se cumple lo previsto, junto con los tributos estatales, significa que tras obtener el equilibrio presupuestario en 2012 y 2013, lo conseguiremos también en 2014, y todo esto sin tener que adoptar medidas drásticas de bajada de gastos”. Es gracias a este equilibrio presupuestario que “podemos cumplir nuestro compromiso y congelar los tributos municipales también en 2015, algo que el ciudadano ha solicitado a Cort, puesto que se trata de lo que más directamente le afecta”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.