VODAFONE cobrara, a partir de octubre, un recargo de entre 18 y 30 € por retraso en el pago de los recibos

Consumidores y Usuarios de las Islas Baleares (Consubal) integrada en la federación Facua, Consumidores en Acción, ha tenido conocimiento, por fuentes de la propia compañía, que ante el incremento del número de clientes que han optado por no domiciliar el pago de sus facturas o incluso muchos de ellos que lo tenían domiciliado han cursado orden de anulación de la domiciliación, se ven obligados a facturar una penalización a aquellos clientes que no abonen las facturas en el periodo de pago establecido (del 8 al 30 de cada mes).

Esta asociación entiende que con esta medida la compañía pretende obligar a sus clientes a la domiciliación bancaria, aumentando la ya costosa dependencia de los consumidores de los Bancos, además, entendemos, que esta medida perjudica gravemente los intereses de los consumidores ya que, en el caso de un consumidor que tenga un problema de liquidez un mes y no pague su factura en el fecha, podría acarrearle un incremento de hasta 65€ por penalizaciones.

Vodafone se viene significando por sus medidas cada vez más restrictivas y contrarias a los intereses de los consumidores, en este sentido cabe recordar que esta compañía ha modificado, recientemente, sus condiciones de adhesión al sistema arbitral de consumo, limitando el número de cuestiones por las que se someterán a este órgano de resolución de conflictos, por lo que los consumidores se verán obligados resolver gran parte de conflictos a través de los juzgados.

Consumidores y Usuarios de las Islas Baleares (Consubal) ha dirigido un escrito a la Dirección General de Consumo protestando por este hecho y advirtiendo que las compañias limitan o restringen cada vez más los derechos de los consumidores y usuarios.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.