El último partido de Calvo ( y ¿de Isern? )

La ex alcaldesa enfila su retirada de la política con la única misión de colocar a José Hila como candidato a pesar de que no despierta pasiones entre parte de la militancia ni cuenta con el apoyo del PSOE regional y nacional. Mientras, en la acera de enfrente, el equipo de Bauzá trabaja para que la decisión que se tome en Palma con Isern recaiga sobre José María Rodríguez, tanto si sale bien como si sale mal

Cuentan en el PSOE que Aina Calvo afronta sus últimos meses en la política de primera línea, antes de volver a su trabajo en la universidad, enfrascada en su última lucha: dejar a su hijo político José Hila como descendiente al trono de Cort. De ahí que, uno, Aina Calvo dijese tres veces no antes del verano a los ofrecimientos de Francina Armengol para que –pese a su ‘pelea’ en las Primarias- repitiese como candidata a alcaldesa; dos, empujase a su pupilo a lanzarse al ruedo oficialmente en el estío, antes de que se supiera el calendario de primarias municipales (que convocarán a unos 600 militantes) y tres, que Hila, un hombre apocopado y de carácter prudente, se haya abonado a las tertulias en los medios de comunicación en busca de un escaparate que le sirva de trampolín.

 

Con la participación casi surrealista de Santiago Morey (que nunca contó con apoyos para aspirar a la designación), la negativa de Andreu Alcover (candidato de consenso planteado por Armengol) y la incomparecencia de Pablo Martín (cuya potencia inicial aupado en la simpatía de Pedro Sánchez se ha ido disolviendo durante el verano), Hila se conforma como la única opción realista en la carrera por el puesto. Hasta ahí, Calvo se habría salido con la suya. Pero en las últimas semanas se suceden las conversaciones entre la militancia sobre la idoneidad de un perfil tan taimado como el del delfín de la secretaria palmesana. Muchos dan por acabado el ciclo de la dirigente palmesana, con lo que se abren algunas grietas en la candidatura del concejal. “Ella está trabajando para que salga, pero en el fondo sabe que Francina tiene razón: siga o no Isern, Palma es demasiado importante como para renunciar a un candidato con carisma”, resume un barón territorial.

 

Al parecer, Armengol entregó hace meses a Calvo un listado de posibles candidatos, algunos de fuera del partido. No hubo respuesta. En la calle Miracle están sorprendidos por la gestión organizativa de Calvo. “Mientras Armengol ya ha solucionado el nombre del candidato a la presidencia del Consell de Mallorca (ya dijimos aquí que suena –y mucho- el alcalde de Algaida), en Palma no han intentado consensuar una salida rápida que refuerce al partido”.

 

Al otro lado de la calle, Isern sigue confiando en Cospedal para la continuidad como candidato a Cort. En el Consolat reducen sus expectativas: “el candidato se elegirá aquí; Madrid ratifica lo que de aquí sale. ¡Qué nadie se engañe!”, comentan en el equipo del president Bauzá. Lo más destacado es el movimiento coordinado de los últimos días para deslizar desde el Consolat de Mar que la decisión final dependerá exclusivamente de la Junta Territorial de Palma, que preside José María Rodríguez. “Bauzá no se mete; lo que aprueben, se hará”. Si sale bien, el mérito será suyo y, si sale mal, el demérito también. Habría que saber qué opina de semejante responsabilidad el histórico barón palmesano, que en un principio se enfrentó a Isern por la, digamos, falta de involucración del alcalde con las demandas que le llegaban desde los jefes del partido en los distritos, pero que más tarde cedió el protagonismo del conflicto al president Bauzá, a quien le escama la imagen de mirlo blanco del primer edil, la posibilidad de que le quite el sitio. El farmacéutico está detrás de la defenestración del alcalde, pero, a juzgar por lo que ‘vende’ su equipo, parece que ahora quiere pasarle de nuevo la pelota a Rodríguez. Mi apuesta: Isern repetirá candidatura.

 

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.