Hábitos y riesgos multi-dispositivo de los españoles en Internet

Los hábitos de consumo en Internet de los españoles van cambiando a pasos de gigante. Ya no sólo navegan por la web desde un ordenador de sobremesa en su casa o en el trabajo, sino que se conectan desde múltiples dispositivos, y utilizan para ello no sólo el ADSL, sino que también lo hacen a través del plan de datos de su smartphone o conectándose a otras redes wifi, tanto públicas como privadas

Según se desprende “Hábitos de seguridad multi-dispositivo en España. Informe 2014” de Kaspersky Lab, los peligros y ataques a los que están expuestos los internautas en nuestro país no son muy diferentes a los de otros. Tampoco hay mucha diferencia entre las medidas que toman para enfrentarse a las amenazas que hay en Internet o la información con la que cuentan sobre ellas. Donde sí hay diferencia significativa es en la forma de conectarse a la red. La práctica totalidad de los encuestados en España, nada menos que un 92 por ciento, utiliza más de un dispositivo para conectarse a Internet, lo que pone de manifiesto que nos gusta estar siempre conectados. Una cifra muy superior a la media europea, que es de un 79%.

Cuando se conectan a Internet, los encuestados en España utilizan sus dispositivos para todo tipo de actividades, entre las que destacan las transacciones financieras y el uso del correo electrónico y redes sociales:
El 75% de los encuestados utiliza servicios de banca online
El 66% compra por Internet
El 97 % usa el correo electrónico
El 74% tiene actividad en redes sociales

Tanto las actividades financieras online como el correo electrónico o las redes sociales son, precisamente, los principales objetivos de los ciberdelincuentes, por lo que es importante que los internautas conozcan y se preocupen por los peligros y amenazas que les acechan.

¿Qué es lo que preocupa a los españoles en Internet?

Los años de formación e información sobre la seguridad TI han ayudado a que, a lo largo de los últimos 12 meses, el número de ordenadores infectados por algún tipo de malware recibido a través del correo electrónico haya descendido del 11% al 8%, en una tendencia que demuestra que los usuarios son cada vez más conscientes de los riesgos y, por lo tanto, adoptan más y mejores medidas de protección.

Pero los españoles también se muestran preocupados por los fallos de seguridad a gran escala o porque alguien pueda espiar sus actividades. Por ejemplo:

A un 36% le preocupa las campañas de espionaje a nivel mundial
Un 63% está preocupado porque alguien pueda verle a través de la cámara del smartphone o de la webcam del ordenador sin su permiso, y un 36% tapa la cámara de su dispositivo portátil o su ordenador

Al 47% le preocupa la intervención del gobierno en lo que hacen online (departamentos de justicia, hacienda, etc.)
Un 28% se ha planteado la seguridad de sus contraseñas a raíz de la vulnerabilidad Heartbleed

Seguridad en múltiples dispositivos

Smartphones, tablets, relojes inteligentes, phablets… los últimos cinco años han supuesto una auténtica revolución en lo que se refiere al tipo y cantidad de dispositivos que empleamos de manera habitual en nuestro día a día. Hemos pasado en poco tiempo de la supremacía (casi monopolio) del ordenador a una nueva época en la que el uso (y las ventas) del PC se han visto superadas por las de otros dispositivos.

Este fenómeno no pasa desapercibido para los ciberdelincuentes que también buscan vulnerabilidades y fallos de seguridad en los nuevos sistemas que, ahora, acompañan al usuario en su día a día y, especialmente, en sus conexiones a Internet, una Internet de las cosas que va extendiéndose por el hogar y hace que cada vez nos conectamos a la Red desde más dispositivos, por lo que el peligro es mayor:

Un 77% de los españoles se conecta desde el portátil/notebook/netbook/ultrabook
El 56% lo hace desde un smartphone Android
El 31% desde el iPhone
El 23% ya lo hace desde la Smart TV
El 12% también se conecta desde la videoconsola

Ya sea por una menor percepción de riesgo, o porque el malware para dispositivos no es todavía tan conocido como el que afecta a Windows, el caso es que alrededor del 50% de los usuarios de smartphones con Android utiliza soluciones de seguridad en los mismos, frente al 80% de los ordenadores de sobremesa. Y, lo que es más preocupante, los usuarios más jóvenes, a los que se les suele presuponer un mayor conocimiento del medio tecnológico y sus riesgos, son con diferencia los más descuidados al respecto. Y también se produce una muy importante diferencia entre sexos: las mujeres son bastante más cuidadosas.

Estafas online con dinero como objetivo

Las transacciones financieras están entre las primeras actividades que se realizan en la Red. Y no sólo las relacionadas con la banca online, sino también las que tienen que ver con las compras, pagando directamente en las tiendas online o mediante plataformas de pago. Por todo esto, las cuentas bancarias, las credenciales de acceso a cuentas de servicios y plataformas de pago online y las contraseñas de acceso son objetivos prioritarios para los ciberdelincuentes. Esto explica que uno de cada dos encuestados en España (un 51%) haya sufrido un intento de estafa económica en Internet.

Las formas de engañar a los usuarios por parte de los ciberdelincuentes son de lo más variadas y están en constante evolución. El spam es una de las fórmulas más extendida, ya que el 41% de los encuestados confirma haber recibido mensajes de correo electrónico o a través de redes sociales con archivos adjuntos o enlaces sospechosos y un 38% emails, supuestamente enviados por su banco, en los que se le pedía la contraseña de acceso a su cuenta bancaria online o a otro tipo de datos.

Asimismo, el 18% de los usuarios ha sido redirigido, mientras visitaba webs, a otra página sospechosa en la que se le pedía sus datos de acceso a su cuenta bancaria online, a una plataforma de pago o a una tienda online. Y a un 8% también se le pidió que insertara datos personales o financieros en una web que le pareció sospechosa.

Por último, el 3% fue víctima de algún tipo de estafa que le ocasionó una pérdida de dinero. Un 29% de los encuestados en España se libró de sufrir un intento de estafa online de cualquier tipo a lo largo de los últimos 12 meses.

¿Cuánto dinero perdieron los encuestados que sufrieron estafas online?

El 63% menos de 76 euros
El 21% entre 76 y 190 euros
El 8% entre 190y 380 euros
El 8% restante entre 760 y 1500 euros

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.