Cómo combatir el Síndrome del nido vacío en un Adults-Only

La vida está llena de cambios más o menos inesperados, pero existe una transición inevitable que siempre termina por llegar. No es otra que el momento en el cual los hijos abandonan el hogar: el llamado Síndrome del nido vacío. Un sentimiento de tristeza, soledad y preocupación que se combina con una sensación de satisfacción, posibilidad e, incluso, sed de aventura.

Septiembre es un mes de alta incidencia de este estado anímico: temporada alta de bodas, inicio de nuevos cursos académicos y laborales… En respuesta, Barceló Illetas Albatros, hotel Adults-Only de Mallorca, se rebela contra los sentimientos negativos tradicionalmente asociados con el nido vacío y propone un plan a medida para inaugurar la segunda juventud asociada a este fenómeno.

Padres Young & Free

El conocido como periodo post-parental abre una nueva oportunidad para sentirse joven, así como un momento idóneo para la reconexión con la pareja. Más tiempo y energía para auto-regalarse y disfrutar son las bases sobre las cuales el hotel Barceló Illetas Albatros sienta su propuesta de escapada post nido vacío: una combinación de actividades en pareja que mezcla descanso y ocasiones para bucear en busca de nuevos intereses.

La primera propuesta del hotel reside en empezar la nueva etapa con mentalidad zen: las parejas de padres Young & Free acaban de abandonar una etapa de ajetreo que ahora se convierte en tiempo de relax. Una relajación que comienza desde la propia habitación, con su especial carta de almohadas para seleccionar aquellas que nos proporcionen un mayor descanso; o con la carta de bañeras disponible desde la terraza. Los huéspedes eligen el aroma, la espuma y el coctel de acompañamiento, y disfrutarán de un baño regenerador, relajante, o sweet dreams para aquellos cuyos hijos hayan dado más guerra nocturna.

La puesta a punto continúa en las instalaciones acuáticas y el U-Spa del hotel, siempre con el Mediterráneo como telón de fondo: mirar el mar desde un baño de burbujas recupera la paz mental añorada durante los años concentrados en los hijos.

Con la recuperación del tiempo libre, vuelven las oportunidades para ponerse en forma y hacer ejercicio. El hotel Barceló Illetas Albatros ofrece alternativas soft para aquellos que necesiten empezar la etapa con un trasfondo de tranquilidad, poniendo a su disposición sesiones mañaneras de yoga y pilates. Para los que el nido vacío haya llegado con una mayor sed de aventura, se proponen rutas de nordic walking para disfrutar, en primera línea de mar, de los encantos que Mallorca ofrece en sus septiembres dorados.

Un ambiente de lujo y confort que transporta a los padres lejos de la nueva situación en casa, y que culmina con una variada oferta ‘foodie’ sólo apta para adultos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.