Rajoy recurre la consulta por la defensa de la “indisoluble unidad de España”

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha defendido que está obligado a presentar los recursos contra el 9-N porque “ni por su objetivo ni por el procedimiento” la ley de consultas y el decreto de convocatoria son compatibles con la Constitución, puesto que atentan contra el derecho de todos los españoles a decidir sobre su país.

Rajoy ha reiterado en su argumentación que la consulta es inconstitucional porque atenta contra la “indisoluble unidad de España” y el que establece el artículo 1 de la Carta Magna, que dicta que la soberanía española reside en el conjunto del pueblo español. Lo ha hecho en una rueda de prensa donde ha admitido tres preguntas, y en que ha subrayado que su gobierno no se moverá ni un milimetro de la posición que fijó ya el 12 de diciembre del 2013. Además, se ha amparado en los resultados electorales obtenidos y en el pronunciamiento del TC del 24 de marzo contra la declaración de soberanía del Parlament de Catalunya para mantener su línea de actuación.

“La consulta es profundamente antidemocrática”

Según Rajoy, el gobierno catalán está atribuyendo un derecho a los catalanes que pertenece a todos los españoles, y por este motivo ha concluido que “la consulta es profundamente antidemocrática”.

“No es admisible contraponer ley a democracia, porque sin ley no hay democracia ni respeto por la voluntad de los ciudadanos, ni política”.

En este sentido, en referencia al derecho a decidir, Rajoy ha considerado que “es un recurso demagógico apelar a una cosa que suena bien”.

Responsabilidad

Rajoy también ha acusado directamente a Mas de romper los “lazos de hermandat” que han unido Catalunya y el resto de España durante tantos años y lo ha señalado como responsable.”Quién ha puesto en marcha todo esto es el responsable”.

Un “diálogo permanente” frente a una “política de hechos consumados”

El presidente del gobierno español ha afirmado que su ejecutivo ha mantenido “un diálogo permanente con la Generalitat”, mientras que ha acusado a la Generalitat de practicar “una política de hechos consumados” con la pretensión de obligarlos a aceptar sus decisiones unilaterales y ha encontrar las vías legales para llevarlas a cabo.

Reforma de la Constitución

Tampoco en esta ocasión, y a pesar de insistir que está abierto al diálogo, el presidente del gobierno español ha propuesto ninguna alternativa para solucionar el conflicto de relaciones entre Catalunya y España.

Respecto a una posible tercera vía para buscar mejorar esta encrucijada, Rajoy ha afirmado que “las leyes se pueden cambiar, pero siempre por los caminos establecidos” y ha dicho que, que en cualquier caso, ahora no es la prioridad de su ejecutivo:

“La Constitución se puede reformar, pero ahora es prioritario defenderla” “Estamos todavía a tiempo de enderezar el rumbo”

En cuanto a las perspectivas de futuro, el jefe del ejecutivo español ha afirmado que todavía se está a tiempo de enderezar el rumbo, y que él no prevé que la Generalitat pueda desoír lo que dicte el Tribunal Constitucional.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.