La UFP de Baleares denuncia que se está utilizando la Orden al Mérito Policial de forma sectaria y partidista

La Unión Federal de Policía de Baleares ha informado en un comunicado que no asistirá a los actos institucionales del Día de la Policía, a celebrar en Mallorca el próximo día 2 de octubre.

La UFP argumenta su ausencia en la “precaria situación que llevan padeciendo los policías estos últimos años en cuestiones como salario, derechos, medios y un largo etcétera”, y denuncia que “nuevamente se han utilizado los actos institucionales del patrón y el ingreso en la Orden al Mérito Policial de forma sectaria y partidista”.

“No queremos dudar”, afirma el sindicato policial, “en ningún momento que la mayoría de las personas que el próximo día 2 de octubre van a ser galardonadas con alguna de las medallas de la Orden al Mérito policial no lo sean por méritos propios, pero si nos causa estupor contemplar como Policías que sí merecían ese galardón, por razones que escapan a la comprensión lógica no van a ser condecorados y estamos hablando de los Policías que destaparon el caso NOOS, policías que gracias a su rápida intervención han salvado la vida de ciudadanos, Policías que llevan más de treinta años de servicio vigilando nuestras casas y pateándose las calles de Palma para que todos vivamos más seguros y tranquilos, los cuales ven como personas ajenas a esta corporación y personas de nuestro propio cuerpo que llevan años en labores de gestión, han sido galardonadas con este honor”.

Para la UFP la Jefatura Superior de Islas Baleares “ha equivocado los conceptos en lo que a estos actos se refiere, porque en contra de hacernos sentir más orgullosos de nuestra institución, cada vez estamos más desilusionados viendo como nuestros más altos valores son prostituidos por intereses espurios, un claro ejemplo de ello es que el día 2 de octubre, el noventa por ciento de los policías que acuden a los actos en representación del CNP, lo hacen de forma forzosa”.

Actualmente, conforme a las premisas dadas por la Dirección General de la Policía, no se otorgará ninguna condecoración que el Jefe Superior de la correspondiente región policial no haya aprobado previamente y es por eso por lo que la Unión Federal de Policía culpa directamente al Jefe Superior de Baleares como el responsable de esta “estrambótica” situación.

Asimismo la Unión Federal de Policía en Baleares está barajando la posibilidad de acudir a la justicia, para intentar retrotraer el daño causado, sometiendo a litigio aquellas condecoraciones que entienden no son conforme a derecho y de esta forma intentar restituir el honor, ante la opinión pública y ante los propios Policías, de una “muy dañada” Orden al Mérito Policial.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.