Los trabajadores del Hotel Delta denuncian el abandono que sufren en su conflicto

El comité de empresa del Hotel Delta han denunciado hoy en el Parlamento el abandono empresarial, pero sobre todo institucional, que sufren las más de 80 familias de los trabajadores y trabajadoras. El Hotel Delta ha sido una referencia desde finales de los años 80 hasta que cerró repentinamente el pasado 15 de septiembre.

Acompañados del diputado del Grupo MÉS, David Abril, y del concejal de Més per Llucmajor, Jaume Tomàs, las trabajadoras y trabajadores han expuesto como la trama financiera originada en su día por la familia Buades les ha llevado a la actual situación. A día de hoy, el personal del hotel en cuestión no sabe quién es el empresario responsable de que no cobren ni ellos ni los proveedores, y tampoco de que un hotel que siempre ha estado lleno y ha generado beneficios esté cerrado y sin servicios, tal y como ha explicado Brigitte Dereymacker, presidenta del comité de empresa y recepcionista del hotel.

Por su parte, el diputado David Abril ha denunciado “la actitud de un Govern que no duda en defender los intereses de las grandes cadenas fuera de las islas, y deja caer aquí hoteles como el Delta y toda su plantilla como si no fuera con ellos”, en alusión al viaje del Vicepresidente Gómez por el Caribe. Abril ha asegurado que “no vale decir que esto es un tema empresarial al tiempo que se está defendiendo los intereses de los poderosos donde haga falta”.

Según Abril, “todas las administraciones tienen responsabilidades ya que fue la Conselleria de Turismo quien permitió segregar el Hotel Delta del Beach Club”. El diputado ha denunciado que “la Seguridad Social y el Ministerio de Trabajo no se pueden desentenderse de los trabajadores y trabajadoras que no saben si podrán acceder al menos a una prestación este invierno, y son capaces de contestar por escrito que si no tienen luz ni agua en el hotel esto no tiene porque afectar a sus condiciones laborales “.

En este sentido el Grupo MÉS plantea una proposición no de ley donde se plantea que las administraciones asuman la parte de responsabilidad que tienen ante estos hechos, y ayuden también a encontrar soluciones que preserven la plantilla del hotel Delta.

Por otra parte, el diputado de MÉS señaló que la proposición también insta al Govern, y especialmente a las consellerias de Turismo y Economía, a establecer medidas que destierren las prácticas especulativas en torno al turismo. “El caso del Delta puede ser el primero de muchos, y no tiene ningún sentido que un hotel rentable tenga que cerrar porque sus gestores se han dedicado a especular y a crear tramas financieras e inmobiliarias, y no a gestionar el hotel como toca, con la misma responsabilidades que han demostrado los trabajadores y trabajadoras que trabajan”.

El concejal de MÉS per Llucmajor, Jaume Tomàs ha señalado que “el Ayuntamiento también puede hacer algo y, de entrada, el alcalde ni siquiera se ha interesado por el tema, tal y como quedó demostrado en el último pleno del consistorio al que no respondió a una cuestión sobre estos hechos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.