Manolo Cámara dice, Esquerra Unida hace

Este es un dicho o un hecho que circulaba entonces por CCOO en Balears (véase en ese caso Manolo Cámara dice, CCOO hace) y luego ha circulado por Esquerra Unida. ¿Es cierto? No me corresponde a mí decirlo. Cada uno que saque sus conclusiones.

La irrupción de Podemos -lo que vamos a hablar de Pablo Iglesias, Monedero y compañía- ha puesto muy nerviosos a Esquerra Unida en Balears. No tienen puentes con Podemos. Todo lo contrario que Iniciativa Verds y aquella Esquerra XXI. Hoy MÉS.

Aquel intento fallido por crear “Esquerra Alternativa i Verda” y abrirse ya no a las bases sino a la ciudadanía se vino al traste cuando el aparato sacó los autobuses para sumar apoyos. Los “teólogos”, que no controlaban la calculadora y tenían otras preocupaciones menos banales, se quedaron fuera.

A nivel estatal, más de lo mismo y poco a poco, con un mediático Pablo Iglesias de cartel, han ido recuperando ese espíritu y sumando al equipo a aquellas personas que, con una destacada y reconocida trayectoria profesional, se perdieron entre las batallas. Pablo Iglesias capta y atrae mientras el equipo construye.

Ese espíritu parece que, sin micrófonos ni cámaras y con un lenguaje menos populista, es el de IniciativaVerds. O al menos eso se dice. ¿Es un problema el nacionalismo? No, responden. “MES es un espacio de gente de izquierdas, ecologista y soberanista que suma frente al bipartidismo del PP y el PSOE”.

La cuestión es que ante la sintonía entre MES y Podemos, en Esquerra Unida hay movimiento. Hay nervios. Guanyem es un salvavidas que se han tenido que inventar ante un Podemos que se está llevando la intención de voto de los socialistas y frenando en seco el crecimiento y las expectativas creadas en el seno de Esquerra Unida. Un Podemos que hoy está más cerca de MÉS y más lejos de EU.

Y en este contexto, Manel Carmona parece que ya no cuenta con el beneplácito de sus designadores si en algún momento alguien piensa que en Esquerra Unida existe la designación divina. La cosa está complicada y se necesita savia nueva con capacidad para tender puentes y facilitar un frente de izquierdas.

Aina Díaz, que no descarta nada, parece que está llamada a jugar esta baza y ser la cabeza visible del proyecto Guanyem en detrimento de Manel Carmona. Acaba de renunciar a las Primarias para liderar Esquerra Unida Mallorca (dejando el camino libre a Nacho Martín) y contaría con el visto bueno del aparato (y no cito nombres). Y eso es tener los votos suficientes para salir adelante. Y que conste, que con ello no quiero decir ni dejar de decir que ha sido digitada. En todo caso es una decisión que debe tomar aún la propia Aina Díaz. Y Manel Carmona estará donde le diga el partido.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.