Mas a Rajoy sobre el 9-N : “A algunos, las noticias excelentes les duran cinco minutos”

Artur Mas, ha presentado su alternativa para salvar el 9-N, locales abiertos en toda Catalunya, urnas y papeletas con la pregunta acordada. Esta es la propuesta que el presidente de la Generalitat expone tras constatar que no podía salir adelante la consulta del 9-N tal y como lo había planteado al decreto de convocatoria.

Será “Una consulta anticipada”, la ha bautizado Mas, a la espera de una eventual “consulta definitiva” que sería, según ha dicho, unas elecciones ordinarias donde todas las fuerzas del bloque pro consulta fueran juntas y con un programa acordado.

Diez días después de aquel “vamos adelante y vamos juntos” de todas las fuerzas políticas del bloque por el 9-N, y sólo unas horas después de que la cumbre de Pedralbes acabara sin acuerdo y se rompiera la imagen de unidad, con todos los representantes de los partidos abandonando la reunión por separado, Mas ha evitado dar por enterrado el consenso político, a pesar de reconocer que ahora “está agrietado”.

Mas ha asegurado haber defendido “por tierra, mar y aire” el consenso político para acordar con el resto de partidos la hoja de ruta a seguir ante la suspensión de la ley de consultas del TC, pero ha dicho que, igualmente, ha decidido salir adelante, “de momento no tan juntos como hace 10 días”, pero “el gobierno se siente basta fuerte y sobre todo se siente comprometido como para salir adelante”.

Mas afirma que abrirá locales en todo Catalunya, y que serán casi todos de la Generalitat, Además, pedirán ayuda a los Ayuntamientos que aprobaron mociones por el derecho a decidir y al tejido asociativo a favor de la consulta. Calculan que harán falta unos 20.000 voluntarios.

En cuanto a la población que podrá participar, será toda la población residente en Catalunya mayor de 16 años, y también colectivos que no lo podían hacer según el decreto del 9-N, como los catalanes fuera de Cataluña que todavía tengan el DNI con residencia en Catalunya

Se creará un órgano de supervisión para vigilar la transparencia de todo el proceso.

Mas ha evitado dar más detalles del proceso argumentando que esto daría pistas al gobierno español para pararlo todo. “El Estado sólo va a destrozarlo absolutamente todo. Viendo qué hacen, no les facilitaremos el trabajo”.

La convocatoria no se hará de acuerdo con el decreto de convocatoria firmado el 30 de septiembre debido a la suspensión del TC, sino en base a los “marcos legales preexistentes de participación ciudadana” competencia de la Generalitat.

Mas ha lanzado un mensaje para minimizar los efectos de la renuncia al 9-N inicial: “Con el decreto intacto, igualmente la consulta no podía ser la definitiva, la consulta definitiva sólo se puede hacer a través de unas elecciones que los partidos transformen en un referéndum ‘de facto’ con lista conjunta y programa conjunto, que a efectos internacionales se pueda considerar válida”.

Estas elecciones ordinarias, pero con una candidatura unitaria y un programa conjunto es lo que más preocupa en Madrid, según Mas, que lo ha definido como “el instrumento final para hacer la consulta definitiva”. En este sentido, la nueva propuesta para el 9-N sería como una consulta “anticipada” antes de la consulta definitiva.”Si el país quiere solucionar este problema con todas las garantías posibles, hará falta unas elecciones ordinarias con candidatura conjunta y programa conjunto porque quede clara la victoria o la derrota, porque “cuando juegas puedes ganar o perder”, ha dicho Mas.

Mas ha reconocido que el escenario de la candidatura conjunta “todavía está más verde que maduro”, pero que esto no quiere decir que no pueda acabar madurando.

“Nos tendremos que acostumbrar a gobernar la incertidumbre”. Esto decía el presidente hace unos días, y aunque el 9-N no se hará siguiendo el decreto de convocatoria suspendido por el TC, no está nada claro que la nueva propuesta de Mas sobre poner las urnas en las calles pueda transformarse en realidad el 9-N. De todos modos, Mas ha dicho que quería lanzar “un último mensaje”: “Ahora necesitamos más gente que nunca”, y ha espetado a Rajoy, que había celebrado la renuncia en el 9-N de la cumbre de Pedralbes calificándolo de “noticia excelente” afirmando: “A algunos, las noticias excelentes les duran cinco minutos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.