El PSIB denuncia que Palma reduce drásticamente el personal del Servicio de Acogida: de 31 a 13 profesionales

El PSIB-PSOE en Palma ha denunciado hoy la drástica reducción de personal, más de la mitad, que supone el nuevo contrato del Servicio de Acogida Municipal para los años 2015-2016.

Si antes, la empresa contratista tenía que contar con un mínimo de 31 personas, ahora el mínimo exigido por el Ayuntamiento de Palma es de 13 personas, y con menos horas de dedicación.

Así lo ha denunciado hoy la concejal socialista Virginia Abraham, después de que la junta de gobierno aprobara ayer los nuevos pliegos que recortan el presupuesto una cuarta parte, pasante de 1.040.000 euros al año a un presupuesto anual de 753.089 euros.

“Los recortes tienen una consecuencia directa, la drástica reducción del personal” lamenta Abraham, explicando que el contrato prevé pasar de 20 monitores a 7, de dos psicólogos a uno, de tres trabajadores sociales en dos, de dos educadores sociales a uno y, además, lo hace reduciendo a la mitad el número de horas de dedicación, que pasan de 40 horas semanales a 20 en muchos casos.

Además, los socialistas denuncian que el nuevo contrato -dividido en dos lotes, adultos y familias en situación de dificultad social puntual o que pierden su hogar, y mujeres víctimas de violencia de género- consolida el recorte presupuestario. El año 2009 el Ayuntamiento de Palma dedicaba un total de 1.328.000 a los servicios de acogida de adultos y familia. Cuando el servicios se unificó en el año 2012, el presupuesto se redujo y para el 2015, se vuelve a reducir hasta los 753.000 euros, “es decir se destinará la mitad del dinero que se destinaba cuando empezó la legislatura, a pesar de que ha aumentado el número de usuarios” denuncia la concejal.

Los socialistas han manifestado su preocupación por la continuidad del servicio. “Es preocupante la línea que ha cogido la regiduría de Bienestar Social de desmantelamiento del sistema actual y de cambio de modelo hacia otro de carácter asistencial” denuncia Abraham, alertando que “si continúa con esta línea, el servicio sin personal acabará sin poder hacer un plan individualizado de trabajo con cada familia y acabará dejando la supervisión en manos de un guarda de seguridad”.

La concejal anuncia que presentarán alegaciones al pliego de condiciones y reclama que Cort garantice unos mínimos de calidad y de plantilla de profesionales con la titulación adecuada.

Asimismo, Abraham critica que el nuevo pliego no contemple tampoco ni el mantenimiento ni la limpieza del edificio de acogida de familias, a pesar de los problemas denunciados por los usuarios en los últimos meses. Los socialistas han denunciado que el gobierno Isern dejó fuera de todo contrato municipal el mantenimiento de los tres centros municipales de acogida y critican que esta situación mantenga en el nuevo contrato aprobado ayer.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.