GOB y Apaema piden la paralización inmediata de la fumigación que efectua el Govern

El grupo ecologista GOB y Apaema han solicitado este viernes la paralización inmediata de la fumigación que está llevando el Govern contra la procesionaria, dado que, según apuntan, errores en la cartografía pueden haber motivado la fumigación de parcelas de agricultura ecológica.

A ello hay que sumar además que la Comisión Europea ya está estudiando la denuncia del grupo ecologista por afección a la red Natura 2000.

Según han expuesto el GOB, pocos días después de haber comenzado en Mallorca la fumigación contra la procesionaria, Apaema ha recibido las quejas de varios agricultores con fincas inscritas en el Consejo Balear de la Producción Agraria Ecológica (Cbpae) sobre la falta de inclusión de sus parcelas las ecológicas en el mapa de zonas excluidas de la fumigación.

“Lógicamente estos agricultores están preocupados ante la posibilidad de que sus fincas hayan sido fumigadas o lo sean en los próximos días”, ya que el producto utilizado (Diflubenzuron) no está permitido por la regulación de la agricultura ecológica, y no se podrían comercializar las frutas y verduras producidas, ha indicado al respecto.

Así, Apaema sospecha que podría haber habido un error masivo en los datos inscritos en el Cbpea que ha manejado la Conselleria de Agricultura para planificar la fumigación.

Más allá de la posible afectación a fincas de agricultura ecológica, son muchos los vecinos que se están dirigiendo al GOB para quejarse de la fumigación sobre sus huertos, jardines y casas, indican al respecto.

Según detalla la entidad ecologista, aunque sobre el papel el proyecto planteaba una actuación casi quirúrgica (con GPS), “es evidente que el tratamiento no se está limitando a las zonas grafiadas”, y las zonas vecinas también están sufriendo la fumigación.

Precisamente, apuntan desde el GOB, por esta dificultad en el control de la fumigación es por lo que los tratamientos aéreos con pesticidas están prohibidos de forma general para la Unión Europea.

Por último, el GOB ha informado que este viernes ha recibido un escrito de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea confirmando que sus servicios “ya están estudiando nuestra denuncia, y que próximamente recibiremos escrito de respuesta”.

El procedimiento habitual en estos casos es que la Comisión pida ahora explicaciones a la administración denunciada para determinar si ha habido incumplimiento de la normativa ambiental.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.