Seis consejos útiles para acabar con el ciberacoso

El ciberacoso o ciberbullying es un problema que nace asociado al auge de las nuevas tecnologías y al acceso cada vez más temprano a todo lo relacionado con Internet. Consiste en el uso de correo electrónico, redes sociales, blogs, aplicaciones de mensajería instantánea (WhatsApp), etc., para acosar a un individuo o grupo, mediante ataques personales.

La Línea de Atención sobre Cyberbullying, red europea para la denuncia de casos de acoso en la Red entre menores, presentó a comienzos de 2014 el estudio “Menores de Edad y Conectividad Móvil en España”, que destaca que el 5,4% de los niños españoles de 11 a 14 años (80.000 niños/as) ha sido víctima de algún tipo de acoso a través del teléfono móvil, un porcentaje que se sitúa ya en el 8,4% entre los de 13 y 14 años. Además, el informe denuncia que un 9% de los niños de estas edades ha recibido imágenes de contenido sexual en sus dispositivos, mientras que el 11% ha recibido mensajes o llamadas de desconocidos,

El acoso no es nuevo, pero la tecnología ha propiciado que la cultura de la divulgación de información personal, generalizada en las redes sociales, se haya convertido en la norma en la sociedad actual. Es importante que los padres hablen con sus hijos acerca del ciberacoso y que les recuerden que no están solos; este problema ha afectado a muchos niños y a algunos de sus ídolos, como Miley Cyrus, Cheryl Cole, Demi Lovato o Kim Kardashian.

Kaspersky Lab ha elaborado una serie de consejos dirigidos a los padres para luchar contra el ciberbullying:

Habla con tus hijos sobre las consecuencias del ciberacoso y anímales a que te cuenten sus experiencias en Internet, particularmente cualquier cosa que les haga sentir incómodos o amenazados.

Establece normas muy claras sobre lo que pueden y no pueden hacer en la Red y explícales por qué lo haces. Debes recordarle estas normas a tu hijo a medida que vaya creciendo.

Instala software de seguridad, como Kaspersky Internet Security, que cuenta con la opción de Control Parental. Esto permite al adulto controlar cuándo y cuánto tiempo puede navegar por Internet el menor, así como el contenido que debe estar bloqueado (chats, foros, etc.).

No te olvides de los smartphones de tus hijos, ya que no son solo teléfonos, sino ordenadores sofisticados. La mayoría de los smartphones vienen con control parental integrado y existen proveedores de software de seguridad que ofrecen aplicaciones para filtrar contenidos inapropiados, mensajes SMS molestos, etc.

Enséñales qué deben hacer si alguien los molesta. No deben responder ni vengarse, deben bloquear de inmediato a las personas que los molesten y comunicarlo a un adulto de confianza. No se deben borrar los mensajes ya que pueden necesitarse para denunciar.

Evita que tengan el ordenador en su dormitorio y restringe el uso del móvil a cuando estés en casa. El ordenador familiar debería estar en un lugar accesible para todos. Cuanto más tiempo pasen tus hijos en tu presencia, menos riesgos tendrán de sufrir acoso a través de Internet.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.