Pepe Colubi: “Cualquier frase que incluya la palabra “Mallorca” me llena de gozo, alegría y ganas de vivir”

Pepe ColubiEl autor de Chorromoco 91 (Ediciones Martínez Roca, 2014) ofrecerá este viernes, a partir de las 1:00 horas, una sesión de reggae roots lovers dub en el Vamp Café. El sábado actuará en el Auditórium de Palma junto a Ilustres Ignorantes.

El polifacético Pepe Colubi (1966) es uno de esos personajes singulares, necesarios e inclasificables que la Cultura de nuestro país suele parir con demasiada escasez. Por fortuna para sus seguidor@s y dolor menstrual de sus detractor@s este asturiano parece no dormir por las noches. Porque ahora el más calavera de Ilustres Ignorantes, el presentador de eventos, campeón de ‘Tetris’, locutor radiofónico, guitarrista de bossa nova, articulista, entrevistador, monologuista, pinchadiscos rastafari, humorista, crítico musical y alumno aplicado de Filología inglesa – ojo, entre todos sus quehaceres se han incluido varios gazapos, ¿se atreven a adivinar cuáles? – nos presenta su segunda novela, Chorromoco 91 (Ediciones Martínez Roca, 2014). Y aprovechando su presencia en Ciutat, donde actuará en el Auditórium de Palma con Ilustres Ignorantes, nos hemos puesto en contacto con él para que él mismo nos cuente algo de su nueva obra y del universo que le rodea.

Mallorca Confidencial: Señor Colubi, ¿le gusta que le traten de señor o de truhán?

Pepe Colubi: Me conformo con que me traten, aunque sea a secas, porque siempre es mejor que la indiferencia. Por otra parte, amo la vida y amo el amor.

MAC: Usted afirma que «el 90% de las mujeres me considera un cerdo pero, ay de ese 10%». ¿Es una declaración de intenciones literarias o un truco para ligar más?

PC: La cita no es mía, alguien me la dedicó en Twitter y lamento mucho no saber quién lo hizo. Lo malo es que ese 10% que no me considera cerdo, ni siquiera me considera.

MAC: Parece que usted se encuentra como pez en el agua hablando de todo tipo de secreciones corporales humanas. Quizá por ello lo del 90%. Pero también el abanico de actividades propuestas alrededor de las mismas parece no tener fin. ¿De qué habla con su familia alrededor del árbol de Navidad?

PC: En mi familia somos más de armar el Belén.

MAC: Chorromoco 91 continúa la historia iniciada en California 83. Creo haberle escuchado decir que todo parecido con su biografía es pura casualidad. Confiese, ¿cuánto hay de realidad y cuánto de ‘fricción’?

PC: He estado en bares de mala muerte, he sufrido la desidia y me he abandonado a la pereza. He conocido el desamor, los amagos de polvo y el efecto que causan muchas cervezas. He sido mal estudiante y peor currante. De toda esa realidad se saca ficción como para escribir diez novelas.

MAC: Según sus hagiógrafos – aquí conocemos a su garganta profunda – en Chorromoco 91 ha cambiado los nombres de lugares y personas para que su familia no se avergüence al salir a la calle. ¿Una infamia? ¿Una provocación? ¿Un halago?

PC: La decisión de no ubicar la novela en una ciudad concreta tiene más que ver con la comodidad que con el afán de ocultamiento. Si me invento bares, calles y lugares nadie podrá recriminarme incoherencias. Eso sí, en todos los demás datos tangibles que menciono (conciertos, canciones, discos, libros, películas, programas de televisión) he sido riguroso hasta el dolor.

MAC: Quien le conoce dice de usted que un hombre afable, culto, divertido, cercano, muy amigo de sus amigos… ¿No le preocupa que el papel que interpreta en Ilustres Ignorantes así como el personaje que ha fomentado a través de las redes sociales haga creer al público que usted es el auténtico paradigma de la procacidad?

PC: Creo sinceramente que las cosas que digo en Ilustres o en las redes no están reñidas con los elogiosos y desmedidos adjetivos que usted me adjudica en la primera parte de la pregunta. No tengo noción de hacer un papel o haber creado un personaje distinto a la persona que soy habitualmente. La RAE define “procacidad” como “desvergüenza, insolencia, atrevimiento”; ¡ojalá yo fuera paradigna de todo eso!

 MAC: ¿Ya ha pensado en una secuela de Chorromoco 91 o esa proverbial vagancia que en ocasiones usted mismo publicita se lo impide?

PC: Intento no pensar en ello, pero la estimulante reacción de los que la han leído y mi natural tendencia a la dispersión, dispara involuntarios bocetos de posibles aventuras de Pipi a los 40 años. Ni siquiera tomo notas porque sé positivamente que a corto plazo no es posible que me meta en la vorágine que supone escribir una novela. Es decir: que también hay mucho de vagancia.

MAC: Si volviera a nacer, ¿en qué personaje le gustaría reencarnarse: Irvine Welsh, Quini, Bob Marley, Vinicius de Moraes, Peter Parker…?

PC: Diría que me conoce usted mejor que yo mismo si no fuera que es usted un amigo de los que ya no quedan. Me gustaría tener algo de todos los que nombra, pero iba a ser bien raro un hombre araña con rastas metiendo golazos mientras canta bossa con acento escocés.

MAC: Muchas gracias por atender a Mallorca Confidencial

PC: Cualquier frase que incluya la palabra “Mallorca” me llena de gozo, alegría y ganas de vivir.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.