El PSIB reclama medidas de fomento al pequeño comercio de Platja de Palma para paliar los efectos de ses Fontanelles

El PSIB-PSOE reclama al Ajuntament de Palma la aprobación de medidas de fomento del pequeño comercio ubicado en la Playa de Palma para paliar el efecto de la puesta en marcha del centro comercial Ses Fontanelles. Así lo defiende la concejala socialista Guadalupe Pulido, ante los efectos negativos que el megacentro “Palma Springs” tendrá sobre el pequeño comercio de la zona.

Los socialistas han criticado que el proyecto no sólo supone un atentado contra la preservación del territorio, ya que es la última zona húmeda de Palma, donde diversas especias de animales y plantas tienen su hábitat natural, sino que es una muestra del urbanismo deshumanizado del PP.

“Este modelo depredador facilita la implantación de grandes centros comerciales, que, aparte del grave impacto urbanístico y ambiental que suponen, arruinan el pequeño comercio de las zonas donde se ubican” lamenta la concejala socialista. Pulido apunta que “los comerciantes tradicionales no pueden competir con las ofertas de las franquicias internacionales, ni pueden abrir todos los días del año porque en la mayoría de casos no cuentan con personal suficiente para hacerlo. El resultado es, como siempre, que los poderosos lo son cada día más y los débiles se encuentran sin recursos para subsistir”.

En la Playa de Palma, Ses Fontanelles provocará esta situación, según el PSIB-PSOE. “Los comerciantes que durante décadas han luchado por mantener las tiendas que dan servicio a los turistas y residentes se verán desplazados por las grandes empresas. Su destino será el cierre y el despido de los trabajadores” manifiesta Pulido, explicando que “a cambio, en Ses Fontanelles ofrecerán contratos-basura con jornadas inhumanas y retribuciones vergonzosas, tal como permite la regulación laboral aprobada por el gobierno del Sr. Rajoy”.

Para los socialistas, el Ayuntamiento de Palma, “que tanto ha ayudado a que esta aberración sea ya una próxima realidad”, tiene la obligación de, al menos, minimizar los efectos catastróficos de su actuación, exigiendo a la empresa “Palma Springs” que su compromiso de que “alargará la temporada turística y, en el mismo tiempo, beneficiará a los comercios y establecimientos de su entorno” se concrete y pueda ser evaluado.

Con este objetivo, el grupo municipal PSIB-PSOE reclama en clave municipal la aprobación de medidas de fomento del pequeño comercio, y además, reclama un posicionamiento del consistorio pidiendo al Govern Balear que diseñe un plan específico dentro del Servicio de Ocupación para llevar un control estricto de las contrataciones laborales que se celebren en Ses Fontanelles y de inspecciones sistemáticas para la comprobación del cumplimiento de las condiciones pactadas, que evite la explotación de los trabajadores por parte de las empresas.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. “Explotación de los trabajadores”, “los poderosos lo son cada día más y los débiles se encuentran sin recursos para subsistir”… No lo entiendo. Se trata de una excelente ocasión de que el pequeño comercio se suba al carro de la modernización, y aprovechen el tirón de este proyecto para profesionalizarse y crecer!!

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.