Coalición ProInternet pide que se suspenda la entrada en vigor de la LPI y el #canonAEDE

Tras la aprobación en el trámite del Congreso y Senado, y únicamente con los votos del partido del Gobierno, la Coalición Prointernet denuncia que todo el proceso legislativo se ha realizado sin haber mantenido ni un solo contacto con las entidades afectadas, en un proyecto de ley que afecta a la libertad de expresión en vísperas de procesos electorales. Gracias a la movilización ciudadana y los grupos de la oposición, la Coalición ha logrado salvar el boicot informativo a una Ley que afecta a todos los ciudadanos.

La Coalición Prointernet reitera su petición al Gobierno de la Nación para que paralice la aplicación de la nueva LPI, incluyendo el polémico artículo 32.2 y sus modificaciones, conocidos como “CanonAEDE”, y abra una verdadera mesa negociadora con todos los medios y entidades afectadas.
Un proceso sin diálogo, salvo para los medios de AEDE
Hasta la fecha el Gobierno del Partido Popular- pese a haberlo solicitado de forma pública y directa – no ha mantenido ni un solo contacto con esta Coalición que representa a cientos de cabeceras de medios, blogs, empresas, instituciones y organismos que forman parte esencial de Internet en España. Por el contrario los grupos de la oposición, tanto en el Congreso como el Senado han mantenido permanente contacto con la coalición como base de su conocimiento del impacto y posterior oposición frontal a este Proyecto de Ley.

Sin embargo el Gobierno y el Partido Popular, que se han quedado solos en la defensa de estos intereses, sí que mantienen su apoyo público y notorio – tanto con mensajes de apoyo expreso como con presencia institucional en todos sus actos – a los grupos editores que se encuentran detrás de este canon:AEDE. Esta situación se produce, además, en vísperas de un periodo electoral, por lo que el impacto “político” de esta Ley se amplía al provocar antes de las elecciones el cierre de agregadores y medios digitales, lo que podría significar la eliminación de cientos de competidores digitales de los grandes diarios de pago. Desaparecerían precisamente los medios digitales que basan su actividad en la libertad de expresión no sometida a los designios o apoyos económicos del Gobierno.

Fruto de esta excelente relación del gobierno con los medios del Lobby AEDE, promotores de esta ley al dictado, serían los ciudadanos usuarios de internet y los medios libres los que pagarían la subvención soterrada a medios a los que el Gobierno ha mostrado públicamente su apoyo en estas semanas.

Hacia un “precipicio Digital”
Empresas españolas y multinacionales del sector ya han anunciado que cesarían sus actividades en España en el momento en que se pusiera en marcha. Esto supondría un “precipicio digital” y el primer caso de una democracia en el mundo en que se produce el cierre masivo de medios y agregados.

La Coalición ProInternet quiere expresar su más rotunda protesta ante el impacto de esta Ley, y sobre el precipitado desarrollo legislativo de un proyecto que daña las libertades y el desarrollo de la economía en Internet, y que se lleva a cabo por el Gobierno sin realizar ni una sola reunión con los afectados. Un impacto gravísimo, que sumado a otros muchos aspectos de esta redacciónlleva a nuestro país a un “precipicio digital” de enorme impacto para el desarrollo de la Sociedad de la Información.

Oposición frontal de todo el sector e Instituciones
La Coalición Prointernet y otras entidades como la CNMC, CEOE AFI, etc, así como decenas de miles de ciudadanos, ya han expresado y asentado en diversos informes el enorme impacto negativo de esta modificación de la LPI, que requeriría, dada su transcendencia, de mayor diálogo con los sectores implicados y una cuantificación de su impacto en las libertades y el mercado de Internet en España y en Europa.

Seguimos haciendo una llamada al diálogo y el análisis antes de modificar sustancialmente la realidad de Internet en España con enormes riesgos para las empresas, el empleo y la libertad de información de los ciudadanos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.