Bauzá dice que los casos de corrupción se podrían evitar si todos los partidos actuaran “con contundencia”

El presidente de las Islas Baleares, José Ramón Bauzá, no ha querido valorar la concesión del tercer grado al expresidente balear Jaume Matas ni el posterior recurso de la Fiscalía de Valladolid porque se trata de “decisiones judiciales”, que “siempre” han respetado, y porque lo que quiere es que “la actuación de la Justicia sea igual para todos, sin nombres y sin apellidos”.

“Siempre hemos respetado absolutamente todas las decisiones judiciales, y en este caso no nos vamos a manifestar porque lo que queremos es que al actuación de la justicia sea igual para todos, sin nombres y sin apellidos”, ha manifestado a preguntas de los periodistas tras participar en la firma de un convenio en el Ministerio de Fomento.

Según Bauzá, al tratarse de “decisiones judiciales” no tienen ninguna valoración al respecto. “Lo que tenga que ser, como cualquier otro ciudadano, no más ni menos. Nosotros no entramos”, ha remachado.

Preguntado por otra parte sobre el ascenso de Podemos puesto de manifiesto por la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Bauzá ha asegurado que aunque hay que “escuchar mucho a los ciudadanos” y aprender “de las críticas y de los errores”, “nadie” puede darle “lecciones” al Gobierno que preside en cuestiones de “transparencia y regeneración”.

“Hemos liderado esos ámbitos. Yo fui el primero que anunció un estricto código ético que debían cumplir todos los miembros del Gobierno y los diputados. Fui el primero que anunció que cualquier imputado con medidas cautelares dentro de nuestra formación política abandonaría nuestra formación y fui el primero que anunció que no llevaría a ningún tipo de imputados en listas”, ha detallado.

“CONTUNDENCIA” CONTRA LA CORRUPCIÓN

“Yo entiendo que haya gente que quiera darnos lecciones, pero en Baleares son pocos los que deben dar lecciones”, ha continuado, para añadir, no obstante, que deben “seguir trabajando” y que también comprende “que se pueda criticar en un momento dado determinadas actuaciones de personas que se dedican al ámbito de la política”.

En este sentido, ha reconocido que es cierto que “ha habido casos de corrupción, que los está habiendo, y que eso es un lastre para todas las fuerzas políticas”, que ha defendido que son “excepciones” y que la mayoría de la gente que se dedica a la política lo hace “por una cuestión de vocación de servicio”.

No obstante, ha advertido que este tipo de casos se podrían evitar si todos los partidos actuaran “con contundencia”. “Se trata de seguir trabajando con esta vocación”, ha defendido, para añadir que también hay que “escuchar a la gente y acercarse a la sociedad”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.