Las Islas Baleares registran un riesgo de pobreza y exclusión social superior al de la media de España

Con la celebración del Congreso sobre Exclusión y Desarrollo social en España, se ha presentado este días en Madrid el VII Informe FOESSA 2014. Por primera vez este Informe, y con la colaboración de las Càritas de Mallorca, Menorca e Ibiza, tiene un apartado de estudio sobre la Exclusión y Desarrollo social en las Islas Baleares, resultado de la Encuesta sobre Integración y Necesidades 2013.

Este Informe analiza cuestiones como el nuevo modelo social, la distribución de la renta, los actuales procesos de exclusión social, el mercado de trabajo, el estado del bienestar, qué nueva sociedad surgirá después de la crisis, etc.

Guillermo Fernández, miembro de los Servicio de Estudios de Càritas, ha presentado el informe sobre exclusión y desarrollo sociales en las Islas Baleares con diez ideas principales que dejan entrever la situación de la comunidad respecto del conjunto del Estado. Se constata que se ha producido un incremento notable de la desigualdad a las islas, una evolución muy superior a la de España, de tal manera que el núcleo central de la sociedad que podríamos denominar “de integración llena” (no afectada por ningún indicador de exclusión social) es ya una estricta minoría del 30%.

Los problemas de exclusión que más afectan la sociedad balear son los relacionados con el trabajo, la participación política y la vivienda. En este sentido, el informe afirma que el 41% de la población de Baleares sufre la exclusión del trabajo; 3 de cada 10 personas en Baleares se encuentran alejadas del espacio de participación política y social —tanto por la privación del derecho a elegir representantes políticos o por la carencia de interés y motivación por la participación—; además, 1 de cada 4 personas está afectada por factores de exclusión residencial (accesibilidad, adecuación, habitabilidad y estabilidad de la vivienda).

La red social de los hogares baleares se ve afectada por la escasa densidad relacional de las mismas, cosa que provoca que sólo la mitad de los hogares cuenten con una ayuda de su red social próxima en momentos de necesidad. En cuanto al perfil, la exclusión social afecta mayoritariamente los hogares españoles, las familias pobres, con baja intensidad al trabajo y a hogares unipersonales y familias con hijos.

Finalmente, el informe ha advertido que el riesgo de exclusión social se triplica en la población ocupada con trabajo irregular y se duplica entre las personas en situación de paro de larga duración.

Las Islas Baleares registran un riesgo de pobreza y exclusión social superior al de la media de España

Las Islas Baleares tienen una de las rentas situadas en el tramo medio-alto, ocupando el séptimo lugar de rentas más altas y registrando una tasa de pobreza y exclusión, del 27,8%.
Otros rasgos de vulnerabilidad de la sociedad balear: el fuerte aumento de la desigualdad y de la carencia material severa, concretamente el no tener la capacidad para afrontar gastos imprevistos, el haber tenido retrasos en el pago de los gastos relacionados con la vivienda y no poder permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada. Además, se ha producido un incremento muy importante de los hogares que manifiestan tener dificultad para llegar a fin de mes, especialmente los que indican tener mucha dificultad.

Se ha producido un incremento notable de la desigualdad en las Islas Baleares, una evolución muy superior a la de España

La progresiva reducción del PIB per cápita de las Islas Baleares desde el año 2008, ha venido acompañada de un incremento de la desigualdad. Una desigualdad que ha crecido un 22% entre 2008 y 2012, frente al 8,6% de España.

Para poder entender la variación en este coeficiente, es preciso señalar que para los países desarrollados los valores de Gini más frecuentes oscilan entre 0,25 y 0,35. España y las Islas Baleares se están acercando, de forma sistemática, a los límites de desigualdad más elevados para los países más desarrollados, alcanzando un índice de desigualdad muy similar al de España.

El núcleo central de la sociedad balear que llamamos integración plena, es ya una estricta minoría

En el conjunto de la población, ha aumentado el espacio de la exclusión social en España entre 2007 y 2013. En las Islas Baleares solo el 30% de la población no se encuentra afectada por ningún indicador de exclusión social.

En Baleares se estima que 115.000 hogares (306.000 personas) que se encuentran en exclusión social. Una exclusión social distribuida de manera equivalente entre la exclusión moderada y la exclusión severa y con una incidencia superior a la de España.

Entre ellos, es primordial ofrecer una atención de urgencia a los 41.000 hogares (130.000 personas) que están en una situación de exclusión social severa.

Los problemas de exclusión que más afectan a la sociedad balear son los relacionados con el empleo, la participación política y la vivienda

Además, los problemas relacionados con el consumo afectan en mayor medida a los hogares de Baleares que a los de España, principalmente por una mayor prevalencia de la pobreza extrema (ingresos inferiores al 30% de la renta familiar mediana equivalente. Umbral estable en Euros constantes como media de los 3 años: 3.273€ por unidad de consumo en 2013).

Por otra parte, los problemas relacionados con el aislamiento socialafecta también en mayor medida a los hogares de Baleares que a los de España, en este caso por una mayor prevalencia de hogares en los que hay personas sin relaciones en el hogar y que no cuentan con ningún apoyo para situaciones de enfermedad o de dificultad, el 2,3% (25.600 personas) en Baleares, frente al 1,2% en España.

El 41% de la población de Baleares sufre la exclusión del empleo

El desempleo afecta en muchos casos a todas las personas activas del hogar (12% en Baleares frente al 11% en España) un desempleo cuya duración se hace más larga entre los sustentadores principales del hogar, y un desempleo que en muchas ocasiones no se acompaña de alternativas formativas que mejoren la empleabilidad de las personas que lo sufren.

La adquisición de estudios más allá de los obligatorios, casi duplica la posibilidad de tener un empleo en estos momentos. Aunque la formación actúa como factor de protección ante el desempleo y la exclusión social, se detecta un elevado nivel de hogares con personas en paro y sin haber recibido formación ocupacional en el último año, el 29%, frente al 28% en España.

3 de cada 10 personas en Baleares se encuentra alejada del espacio de participación política y social

La exclusión de la participación política y social es, por un lado, la privación del derecho a elegir representantes políticos y a ser elegido y, por otro lado, la falta de interés y motivación por la participación en la toma de decisiones colectivas.

La exclusión de la participación política afecta principalmente a la población que no pertenece a la UE15, a las personas de 30 a 44 años y los desempleados.

La falta de interés y motivación por la participación en la toma de decisiones colectivas es mucho mayor en Baleares, alcanzando al 22%, frente al 8% en España.

La creencia de que el voto en las elecciones municipales no sirve para nada entre la población excluida, es 6 veces superior a la población integrada.

1 de cada 4 personas en Baleares está afectada por factores de exclusión residencial (accesibilidad, adecuación, habitabilidad y estabilidad de la vivienda)

A pesar de que la tendencia general ha sido de reducción del gasto en casi todos los grupos de gasto destaca el aumento en vivienda, con un incremento del 19%.

La relación con la actividad laboral y más concretamente el desempleo de larga duración, así como la edad joven de los sustentadores principales son las características más determinantes en la afectación de los indicadores de vivienda.

El 17% de los hogares de las Islas Baleares se enfrentan a gastos excesivos en la vivienda, una situación que supera el 11% de España y que provoca que al descontar los gastos en vivienda de los ingresos del hogar, la familia quede en situación de pobreza severa.

Una parte importante de los hogares ha tenido que ejecutar medidas compensadoras para afrontar problemas de la vivienda, derivados de las dificultades económicas. Muchos hogares indican no poder afrontar los adeudos relacionados con la vivienda y por tanto se encuentran ante el riesgo de no poder disponer de esos servicios.

Otros hogares se han visto obligados a reducir los gastos fijos de la casa, y los gastos de teléfono, televisión e internet.

Solo 5 de cada 10 hogares cuentan con ayuda de su red social próxima en momentos de necesidad

Es de destacar la escasa densidad relacional de los hogares en Baleares, en contraste con la mayor densidad, intensidad y pluralidad de la red social en España.

El 54% de los hogaresno cuentan con ayuda en momentos de necesidad. Este alto porcentaje evidencia que la cobertura y solidaridad de la red de apoyo personal y familiar (red informal) es poco activa. En términos de población es de destacar que más de 5 de cada 10 personas dicen no dispone de ayuda en caso de necesidad (más de 585.000 personas).

Se percibe una fuerte disminución de esta capacidad de recibir ayuda, ya que el70% indican haber tenido ayuda con anterioridad, frente al 46% que la tienen en la actualidad. Una reducción especialmente intensa entre los hogares más vulnerables.

Los hogares más vulnerables utilizan preferentemente los servicios social público local (14%), seguido de cerca por los servicios prestados por Cáritas (11%)y en menor medida los serviciosofrecidos por otras entidades (8%).

La exclusión social afecta mayoritariamente a hogares españoles o UE15, a las familias pobres, con baja intensidad en el empleo y a hogares unipersonales y familias con hijos

Perfil medio de Hogar en exclusión social en Baleares
Hogar español o UE15 (78%)
Pobres (51%). Un 24% en pobreza severa
Municipio entre 20.000 y 50.000 habitantes (46%)
Baja intensidad laboral (36,5%)
Unipersonal (30%)
Nuclear con hijos (32%)
2,6 personas por hogar

El riesgo de exclusión social se triplica en la población ocupada con empleo irregular y se duplica entre las personas situación de desempleo de larga duración

Estas mismas características incrementan el riesgo de exclusión entre los hogares de Baleares, al mismo tiempo que los hogares que residen en un barrio degradado o marginal, los hogares monoparentales extendidos u aquellos con alguna persona con minusvalía.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.