Marisa Blume: “La Música es mi principio y mi final, mi absoluta obsesión y la que me cura de ella”

Marisa Naredo (Palma, 1979) es más conocida por el nombre artístico de Marisa Blume. Presentará el próximo 14 de noviembre, en el Hard Rock Café Mallorca, The Swallow (2014), su primer y autoeditado disco oficial. Por este motivo, MALLORCA CONFIDENCIAL ha querido ponerse en contacto con esta artista tan poliédrica y sugerente para que nos hable sobre suceso tan especial.

marisa blume 2Mallorca Confidencial: Señora Blume, es usted todo un torbellino, ¿en qué faceta se encuentra usted más cómoda: rockera, pintora, escritora, madre…?

Marisa Blume: Sin duda, mi faceta favorita es la madre. Soy una mamá soltera enamorada del arte en general. Lo que dudo es de si el arte está enamorado de mí.

MAC: ¿De dónde saca tanta energía y tiempo?

MB: Yo también me lo pregunto. He aprendido que el tiempo es un regalo prestado, y soy de esas personas que destrozan el envoltorio con prisas, para descubrir que dentro hay pastillas para dormir.

marisa blumeMAC: Desde hace cinco años parece haberse volcado en su carrera como cantante. ¿Cuánta culpa de ello ha tenido su padre, el guitarrista de Los Supersons, Nino Naredo? ¿Tanto le ha marcado el apodo de Mini-Elvis?

MB: Definitivamente, mi padre fue el origen y creo que siente la culpa a diario. Cuando era pequeña y me quedaba sola en casa, me gustaba imitar a Elvis. Un día me pilló cantando y se echó a reír. A partir de aquel día crecí sabiendo que mi familia aceptaba mi locura con un apodo a mi altura y circunstancia.

MAC: Por su voz sensual y su forma provocadora de moverse sobre el escenario no suele caer excesivamente simpática a las novias presentes. ¿Es consciente de ello?

MB: Nada más alejado de la realidad. A pesar de lo que pueda parecer, hago muy buenas migas con las mujeres. La imagen que pueda dar sobre el escenario forma parte del estilo musical que interpreto. Vivo lo que canto de una manera natural por donde se asoma mi coquetería femenina, sin más. La vía rápida de la provocación no entra en mis planes porque no le caigo bien.

marisa blume 1MAC: ¿Qué es para usted la música: liberación, rebeldía, provocación, seducción…?

MB: La siento como una liberación. Sobre todo desde que acepté que era lo que tenía que hacer, porque no podía negármelo por más tiempo. La Música es mi principio y mi final, mi absoluta obsesión y la que me cura de ella. Tengo la sensación de que, a veces, salir del ‘armario musical’, aunque sea a trompicones, es la mejor manera de salir.

MAC: Háblenos un poco The Swallow

MB: The Swallow es el título que he elegido para mi primer disco. Para mí, la golondrina es un símbolo de libertad, de elegancia. Una señal o un tatuaje marcado en la sucia barra de un bar.

Contiene doce temas, dos temas propios, un rockabilly llamado «True Love» y un Blues, «The best thing I ever had». El resto de canciones son versiones elegidas con capricho. Elvis, Muddy Waters, Etta James o Imelda May forman parte de la lista.

En la grabación han participado Teo Salvà, batería; Kelo Landoni, guitarra y voces; Juanan Torandell, bajo; y amigos como Raúl Alemany, armónica; y Fernando Muñoz, a la trompeta.

Este proyecto familiar se ha grabado en Ca’n Estrella.

marisa b ilus 1MAC: Casi en paralelo a la grabación del disco ha terminado un libro para niños, El curioso incidente de Jeremías Pissenlit, para el que está buscando una editorial. ¿De qué trata? ¿Es cierto que las ilustraciones también son suyas?

MB: El curioso incidente de Jeremías Pissenlit nació inspirado por mi hijo, al cual le gustaba que cada noche me inventase una historia para dormirse. Él fue quien me pedía que se lo contase una y otra vez. Y lo que empezó siendo un cuento corto ha desembocado en un libro 200 páginas y decenas de ilustraciones hechas por mí. ¡Qué remedio!

Trata de una cría de rata de ciudad, Jeremías Pissenlit. Él quiere ser útil para los demás, pero es un artista, y en la madriguera donde vive nadie cree en él. Decide marcharse y aventurarse en un bosque donde conoce diferentes personajes mágicos, los cuales le enseñan el valor de la amistad y sobretodo a sentirse querido y aceptado como individuo. Está escrito en tono de humor.

marisa b ilusMAC: Usted que ha estudiado Bellas Artes, realizado exposiciones y sido premiada, ¿qué cree que resulta más difícil, vivir de la música o de la pintura?

MB: Creo que los dos son dos caminos difíciles. Especialmente cuando los emprendes sola y prácticamente descalza. Durante años sufrí de una frustración infinita por hacerme un hueco en la pintura, pero en ese momento, la pintura no tenía un hueco para mí. Confieso que en la música, destacar ha sido mucho más rápido, pero nunca más fácil. Lo importante, hagas lo que hagas, es hacerlo con individualismo, perseverancia y sobretodo, disciplina.

MAC: ¿Cuáles son sus planes para el futuro? ¿Aprenderá aeromodelismo?

MB: Mi plan futuro es seguir haciendo música. Discos, no uno, ni dos… Hoy más que nunca siento el empuje y la fe necesarios para ello. El objetivo es poder hacer llegar al público la misma magia que yo siento cuando canto. Sin trucos, aunque tal vez me proponga hacerme maga, por si acaso.

MAC: Muchas gracias por atender a MALORCA CONFIDENCIAL

Fotos de Susanne Polzin / Ilustraciones de Marisa Naredo

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.