Para el PSIB la concesión del tercer grado a Matas es una decisión política que no se sostiene jurídicamente

El diputado socialista en el Congreso Pablo Martín ha afirmado que la concesión del régimen de tercer grado penitenciario al preso Jaume Matas, que le permite disfrutar de un régimen de semi libertad tras haber cumplido un tercio de su condena, responde a criterios “políticos y no jurídicos “.

Martín ha respondido de este modo a la exposición del secretario general de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, Ángel Yuste, que en comparecencia en comisión parlamentaria, ha expuesto los motivos por los que el departamento que él dirige hizo caso omiso del fallo de la junta de valoración de la cárcel de Segovia, que para una mayoría de 5 a 3 había recomendado el pase de Matas a un régimen de segundo grado, pero no en al tercero: “no ha explicado por que resuelven en contra de la junta de evaluación, y qué curioso que los 5 votos favorables a la concesión del segundo grado a Matas eran los profesionales del penal de Segovia, mientras que los 3 -que impusieron su criterio para el tercer grado – eran de designación política “.

“No hay motivaciones jurídicas, sino políticas para poner en la calle a un ex presidente del Gobierno de Baleares, un ex ministro del Gobierno y un ex presidente del PP de Baleares; es uno de los suyos, y por eso deben dar explicaciones” dijo Martín a Yuste. De hecho el diputado socialista ha cuestionado algunos de los fundamentos explicados por el responsable de prisiones del Estado, para la concesión del tercer grado a Matas.

Respecto a la existencia de una ocupación laboral de Matas, Martín ha preguntado si “habían investigado qué contratos y qué trabajos había tenido Matas desde que se hizo autónomo en el momento de entrar en la cárcel”. Por el contrario, el diputado socialista considera que “según hemos sabido y se ha publicado, Matas ha pasado su condena en la enfermería de la prisión y haciendo campeonatos de frontenis”.

Del mismo modo el diputado socialista ha cuestionado que se valore como un condicionante favorable a la semi libertad de Matas el hecho de que cuente con un entorno familiar estructurado que le da apoyo. “Es el mismo entorno que tenía antes de empezar a delinquir”, remachó Martín, quien además ha dudado de la labor de reinserción y reformador pase de Matas por el penal de Segovia: “ustedes dicen que Matas está reinsertado, pero él ha dicho que seguirá con la misma actitud y que se demostrará su inocencia” en esta y en el resto de causas judiciales en las que figura imputado y pendiente de ser juzgado, un hecho que para Martín demuestra que Matas no ha asumido su culpabilidad como defendió Ángel Yuste, y que contradice la concesión del régimen de semi libertad.

Martín ha cuestionado igualmente que Instituciones Penitenciarias haya valorado positivamente, en la conducta presidiaria de Matas, el hecho de que ingresara en prisión por su propio pie. Martín ha recordado que “no podemos hablar de un ingreso voluntario porque se produjo 10 días después que la Audiencia de Palma dictara la orden de entrada a prisión”, después de que Matas agotara todas las vías de dilación.

En definitiva, Martín ha pedido a Yuste que si en el proceso de excarcelación de Matas no se ha tenido en cuenta que el ex presidente balear – “uno de los suyos”, según el socialista en referencia a su pertenencia al PP- cumple “una condena por tráfico de influencias” y que ésta, enmarcada en la actualidad de los procesos de corrupción en el Estado generan “alarma social” que por sí misma deberían justificar un mayor celo en la aplicación del tercer grado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.