Castro investiga qué miembros del Govern intervinieron en las contrataciones irregulares para presentar la Ópera

l juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, ha solicitado a la que fuera secretaria general técnica de la Conselleria de Vicepresidencia durante el último mandato de Jaume Matas (2003-2007), Jane King, que le remita la relación de personas que, desde el Govern, intervinieron en las contrataciones presuntamente irregulares destinadas a organizar la presentación de un palacio de la Ópera que nunca llegó a llevarse a cabo, a pesar de que por la misma se pagaron unos 100.000 euros públicos.

Así lo ha acordado el magistrado, mediante una providencia dictada este viernes, una vez el Ejecutivo autonómico le ha remitido el listado de quienes desempeñaban funciones en el gabinete de Presidencia en el primer semestre de 2007, cuando fue proyectada la presentación y construcción de la Ópera.

Se trata de una petición que efectuó Castro de cara a esclarecer los pormenores que rodearon a este proyecto, después de King responsabilizase al expresidente de ordenar el pago de los 100.000 euros de forma supuestamente fraccionada, en contratos menores de entre 9.000 y 12.000 euros, para permitir su adjudicación directa y sin concurso.

En concreto, estas pesquisas constituyen la pieza separada número tres del caso Palma Arena, que investiga, además del pago de la anterior cantidad, las presuntas irregularidades que rodearon a la contratación del arquitecto Santiago Calatrava para elaborar el anteproyecto de la Ópera, por el que el ingeniero cobró 1,2 millones de euros públicos a pesar de que el edificio no fue construido.

Según aseveró King, las órdenes de efectuar los pagos para la presentación de la Ópera provenían de Presidencia y en concreto fueron transmitidas por la secretaria de Matas Xesca Pascual -ya fallecida-, quien sustituía entonces a la exjefa de gabinete Dulce Linares, de baja por maternidad. De acuerdo a su declaración, Pascual le llamó por teléfono para decirle que, por orden de Matas, le llegarían unas facturas que debía firmar para su posterior abono.

Los pagos iban dirigidos a diversos proveedores de cara a preparar un acto de presentación que finalmente no se llevó a cabo debido a que horas antes así lo había prohibido la Junta Electoral en 2007 ante la proximidad de las elecciones autonómicas y municipales de ese año. En su comparecencia, King manifestó que la forma en que le ordenaron articular los pagos parecía un fraccionamiento, y que fue ella la encargada de firmarlos porque el gabinete de Presidencia no tenía órgano de contratación.

La Ópera fue proyectada al término de la última legislatura de Matas y la elaboración de su anteproyecto fue adjudicada a Calatrava, quien cobró 1,2 millones de euros públicos por este trabajo a pesar de que la infraestructura no llegó a ser construida. Según varios testigos, fue Matas quien dio la orden de contratar directamente al artista valenciano y quien fijó el precio que se le debía abonar.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.