El GOB aplaude a Greenpeace por defender los verdaderos intereses de la población canaria

El GOB ​​agradece la labor de Greenpeace en la defensa de los intereses de la población canaria y en la protección del Océano Atlántico ante la agresión al medio ambiente que suponen las prospecciones petrolíferas.

Durante la semana pasada, activistas del Artic Sunrise, estaban llevando a cabo acciones de protesta pacífica en el mar hasta que éstas fueron interrumpidas de manera violenta y salvaje por parte de la Armada Española, bajo las órdenes del Ministerio de Defensa que aquí actuó defendiendo los intereses de la empresa Repsol y no en atención al clamor mayoritario de la población canaria posicionada en contra de las prospecciones de petróleo. El GOB se pregunta ¿Al servicio de quién están el Ministerio de Defensa y la Armada Española? ¿De su pueblo o de los grupos de poder vinculados a las grandes empresas energéticas?

Para la entidad ecologísta este es uno de los episodios más desafortunados y graves protagonizados por la Armada Española en los últimos años ya que su acción intimidatoria se ha saldado con dos heridos que ejercían de forma pacífica su deber de conservar el medio ambiente ajustándose a lo que dice la Constitución Española en su Artículo 45. Sorprende al GOB, como se vulnera constantemente la Constitución en materia de protección del medio ambiente pues ya no parece que sea un deber, ni siquiera un derecho, la acción encaminada a protegerlo y restaurarlo tal como se les encomienda a los poderes públicos. Para el GOB, esta agresión es una muestra más del incumplimiento por parte de los poderes públicos de la defensa del medio ambiente que blinda teóricamente la Constitución. Por otra parte, la acción del Ejército es doblemente desafortunada al actuar contra el interés general del pueblo que clama por abortar las prospecciones en las costas de Canarias. Esta demostración de fuerza contra unos activistas será interpretada también como un ataque al conjunto de la voz del pueblo que ponía simpatía y esperanza en las acciones de denuncia del grupo ecologista Greenpeace.

El GOB remarca que con más de 40 años de existencia, Greenpeace se ha caracterizado por acciones pacifistas y no violentas. Las imágenes no dan lugar a dudas: los activistas que se encontraban rodeando los barcos de Repsol fueron literament embestidos y arrollados de manera salvaje y sin ningún tipo de contemplación por parte de las barcas de la Armada Española. La Armada Española, pagada con los impuestos de todos los miembros del Estado Español, por órdenes del gobierno Rajoy se dedica a defender los intereses de la empresa privada Repsol, tal cual mercenarios. Mientras que Greenpeace, una ONG que vela por la protección y mantenimiento de un patrimonio humanitario -la naturaleza-, ha estado defendiendo de manera pacífica los intereses de toda la población canaria en una lucha común en contra las prospecciones petrolíferas.

Para el GOB ​​es inaceptable la intervención del gobierno Rajoy en este tema, en primer lugar emitiendo una Declaración de Impacto Ambiental favorable a un proyecto altamente lesivo y peligroso para el medio natural y la economía canaria, en segundo lugar bloqueando el referéndum que pretendía facilitar la expresión de rechazo de la ciudadanía a las prospecciones, y en tercer lugar ahora con la defensa de los intereses de Repsol utilizando la Armada y agrediendo a los activistas de Greenpeace.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.