Greenpeace reivindica el derecho a la defensa del medio ambiente en el centro de Madrid

Esta mañana nueve activistas de Greenpeace han desplegado una pancarta de 126 metros cuadrados en Viaducto de la calle Bailén, en Madrid con el lema “Defender el medio ambiente, nuestro derecho y deber”. La organización está llevando a cabo esta acción de denuncia tras la fuerte represión del Gobierno a la acción pacífica contra las prospecciones de Repsol, el pasado sábado 15 de noviembre. La Armada abordó violentamente las lanchas de la organización y resultaron heridos tres activistas, tras lo cual el Ministerio de Fomento ordenó la detención del barco Arctic Sunrise en Canarias. Todo ello una semana antes de que comience el juicio más duro al que se enfrenta Greenpeace en sus 30 años de activismo pacífico en España. La organización considera que todas estas medidas impiden el desarrollo del derecho a defender el medio ambiente.

“Greenpeace ha vuelto a decir alto y claro que no nos callarán. Ni con fianzas desproporcionadas, ni con embestidas de lanchas, ni con amenazas de cárcel”, -ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace.- “Cada el día que el Arctic Sunrise está detenido es un día menos que no está defendiendo el medio ambiente. Por eso hemos reunido el dinero para liberarlo, gracias al apoyo de socios y simpatizantes. El Ministerio de Fomento pretende dilatar el proceso en una maraña burocrática que puede durar semanas o meses. Tardan pocos días en ponernos multas cuantiosas y en cambio meses en reconocer que tanto el aval como la multa son desproporcionados”.

La organización ecologista ha decidido depositar los 50.000 euros de aval, impuestos por el Ministerio de Fomento tras su acción pacífica en Canarias, para permitir que el barco continúe su defensa del medio ambiente. El Ministerio de Fomento no ha querido liberar el barco desoyendo a las más de 60.000 personas que le han pedido su liberación. La única respuesta que le ha dado a la organización es que continuará con los trámites administrativos, trámites que podrían dejar al barco detenido durante más de un mes.

Por ello Greenpeace ha reunido el dinero para depositar el aval y el barco pondrá rumbo a Valencia para apoyar a las 17 personas que se enfrentan a posibles penas de dos años y ocho meses de cárcel por otra protesta pacífica. 16 activistas y un fotoperiodista independiente serán juzgados en Valencia a partir del 4 de diciembre por una acción pacífica en la que se pintó “PELIGRO NUCLEAR” sobre una torre de refrigeración de la central de Cofrentes (Valencia), propiedad de Iberdrola, en febrero de 2011.

La tripulación del Arctic Sunrise de Greenpeace ha apoyado la protesta de hoy desde el puerto de Arrecife (Lanzarote) con una pancarta testimonial sobre el derecho y el deber de defender el medio ambiente y reclamando, una vez más, “Prospecciones NO”.

En Canarias, una activista estuvo hospitalizada seis días y otros dos resultaron heridos tras las embestidas de las lanchas de la Armada a los botes de Greenpeace que participaron en la protesta pacífica contra las prospecciones de Repsol en Canarias, el 15 de noviembre 2014.

“El Gobierno central ha vuelto a demostrar su apoyo incondicional a las empresas energéticas como la multinacional Repsol, en contra de la ciudadanía canaria y los intereses generales”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de la organización desde el archipiélago canario. “Ha justificado y defendido la violencia para acallar el derecho a la protesta pacífica y obviar su obligación de renunciar a un modelo energético peligroso basado en las energías sucias”.

Greenpeace ha decidido desconvocar las concentraciones ante las delegaciones de Gobierno de las capitales de provincia para esta tarde, pues estaban previstas para pedir la liberación del barco Arctic Sunrise, algo innecesario ante el nuevo escenario. Sin embargo, sí mantiene las concentraciones a las 18:00 horas ante las delegaciones canarias para mostrar una vez más su más absoluto rechazo a las prospecciones.

El juicio oral por los 17 de Cofrentes se celebrará los días 4, 5, 9, 10 y 11 de diciembre de 2014 en el Juzgado de lo Penal nº 11 de Valencia. Este viernes, 28 de noviembre, Greenpeace ha organizado una jornada sobre activismo pacífico frente a la energía nuclear en La Nau, sede de la Universitat de València. A ella asistirán prestigiosos ponentes de todo el mundo, una portavoz de los activistas de Cofrentes. Está abierta a todos los públicos hasta completar aforo previa inscripción.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.