El PP acusa a PSIB y a MÉS de dejar en quiebra la CAIB con el Pacte

El portavoz del PP de Hacienda y Presupuestos, Antoni Camps, ha explicado que el informe de la Sindicatura refleja un cambio radical en positivo en las cuentas de la Comunitat Autónoma desde 2012. “Hemos pasado de tener una comunidad que no se podía endeudar ni tenía manera de hacerlo, y que por lo tanto, dejaba a deber a sus proveedores y los usaba como ‘bancos’, a una comunidad que mediante los mecanismos extraordinarios de pago a proveedores (841 millones), Fondos de Liquidez Autonómica (FLA) (472 millones) emisiones de bonos (285 millones) y financiación directa con préstamos ICO (71 millones) consigue pagar sus gastos y los gastos anteriores”, ha dicho Camps, tras la Comisión de Hacienda del Parlament celebrada ayer en la que se presentaron los informes de la Sindicatura de Cuentas de la cuenta general de la Comunidad Autónoma de 2012, y las subvenciones aprobadas por los Consells Insulars en 2011.

“Hemos pasado de ser una comunidad que cerraba con déficits exorbitantes, a una comunidad que controla el gasto y controla el déficit de forma rigurosa. Hemos pasado de una comunidad que no daba confianza ni era creíble a una comunidad que genera confianza y empieza a ser creíble”, ha recordado el diputado menorquín.

Un primer aspecto que destaca el informe de las cuentas de 2012 es el crédito extraordinario de 841 millones de euros, crédito subscrito para hacer efectivo el mecanismo extraordinario de pago a proveedores impulsado por el Gobierno del Estado. De estos 841 millones, 59 millones (7,04%) corresponden a la Administración general de la CAIB, 566 millones de euros (67,17%) correspondían al IBSALUT y sus entidades dependientes y 217 millones (25,79%) al resto del sector público autonómico.

Este primer mecanismo extraordinario de pago a proveedores se tiene que sumar a otros dos mecanismos que, en total, suman más de 1.300 millones de euros, un sistema que ha permitido saldar las deudas con miles de proveedores, pequeños empresarios y autónomos a los que el Govern del Pacte no pagaba de forma sistemática. El incremento del endeudamiento vivo es de un 34,20%, con un total de 4.931 millones, fruto en gran medida del mecanismo extraordinario de pago a proveedores.

El informe revela también que, mientras el resultado presupuestario del ejercicio 2011 se cerraba con 527 millones de euros en negativo, en 2012 se consiguió situar la cifra en 19 millones en negativo. Además, el IB-Salut cerraba 2011 con un resultado negativo de 231 millones de euros, mientras que en 2012 se cerró con 93 millones en positivo, lo que constata que “en solo un año se pasó de una sanidad pública en grave peligro de supervivencia, a darle viabilidad y sostenibiidad de futuro”, asegura Camps.

Ante las críticas de la oposición sobre la gestión de IB-Salut, Camps ha afirmado que “en la anterior legislatura IB-Salut se convirtió en el buque insignia del desmadre económico del Pacte de Progrés. Dejaron la sanidad pública en la quiebra más absoluta. El propio informe de la Sindicatura dice que en 2012 se tuvieron que pagar 566 millones de euros en facturas pendientes de la anterior legislatura. ¿Cómo se puede fijar la oposición, ahora, en incidencias contables, y no dijeron nada mientras dejaban el IB-Salut en la quiebra más absoluta, poniendo en riesgo nuestro estado del bienestar?”

Por último, el parlamentario menorquín ha destacado que el informe de la Sindicatura de Cuentas constata que los anticipos a los Consells Insulars del sistema de financiación que se empleaba en 2009, 2010 y 2011, las llamadas ‘bestretes’, por un importe de 121 millones de euros, no estaban pagadas. Durante el Pacte de Progrés se dejaron de pagar los anticipos extrapresupuestarios a los Consells Insulars “en una muestra más de la irresponsabilidad y desprecio hacia los Consells, puesto que, por un lado, no pagaban los anticipos y por otro fueron incapaces de acordar un nuevo modelo de financiación que la ley anterior exigía que fuera en el año 2007”, ha recordado Camps.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.