Amigos y familiares de Paco Donate constituyen una asociación para apoyar proyectos sociales y medioambientales

Un grupo de amigos y familiares de quien fue concejal socialista Francisco Donate celebraron ayer en el café Al Vent de Palma la asamblea constituyente de la Asociación de Familiares y Amigos de Francisco Donate Rodero – Conexión Donate Rodero (CDR)”, una entidad sin ánimo de lucro, que se dará a conocer como “CDR”, con el objetivo de mantener viva la memoria del concejal y sus ideas para favorecer la participación ciudadana en la construcción de una sociedad más humana, justa y sostenible.

CDR pretende, además, apoyar proyectos sociales y medioambientales. Los estatutos recogen que la asociación servirá de plataforma al servicio del desarrollo de actuaciones, iniciativas y proyectos que contribuyan a la sostenibilidad ambiental, que generen progreso social y que beneficien especialmente a las personas y a los colectivos más desfavorecidos.

Un centenar de personas se reunió ayer para dar el pistoletazo de salida a la asociación y establecer un espacio de encuentro y de relación capaz de generar vínculos entre los amigos y familiares de Donate Rodero y la sociedad, con la vocación de dar servicio a la comunidad.

La asamblea constituyente eligió a su junta directiva, presidida por la madre de Francisco Donate, María Dolores Rodero. El resto de miembros son: Josefa Peláez (secretaria) Adrián García (tesorero) y como vocales: Antoni Reynés, Cristina Donate, Cristóbal Donate, Elisa Muñoz, Josep Bernales, Josefina Donate, Mª Ángeles Donate, Maria Luisa Gracia, Miquel Perelló, Miguel Ángel Donate y Miguel Ángel Ballester.

Francisco Donate fue director general de Movilidad y concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Palma en la legislatura 2007-2011. Murió en marzo de 2011 a causa de un tumor. Trabajó decididamente para conseguir un cambio de modelo de la movilidad de Palma e impulsó decididamente la red de carriles bici, una tarea que le fue reconocida por el GOB, que le entregó el premio “Alzina”. De una calidad humana excepcional, Paco era un político que sabía escuchar y que convertía su práctica diaria en un ejercicio constante para mejorar la vida y el entorno y conseguir una ciudad más humana, tarea que se cristalizó en la creación de nuevos espacios verdes en Palma, la dotación de parques infantiles en las barriadas y la apuesta por la accesibilidad universal en todos los proyectos municipales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.