El PSIB defenderá una Ley de Transparencia “para poner freno y prevenir la corrupción”

En la próxima sesión plenaria del Parlament Balear, el Grupo Parlamentario Socialista defenderá la toma en consideración de la Ley de Transparencia para poder iniciar la tramitación parlamentaria de una ley “absolutamente necesaria en Baleares” que servirá “para poner freno y prevenir la corrupción”, han explicado Francina Armengol, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, y Lourdes Aguiló, diputada socialista.

“Ante la corrupción, más transparencia”, aseguró Armengol, quien también ha criticado que “el PP siga inmóvil ante datos como el del CIS donde al 63% de la ciudadanía lo que más les preocupa es la corrupción, una reclamación social ante la que los socialistas estamos actuando y presentamos esta iniciativa de más transparencia, más participación y más rendición de cuentas”.

Armengol ha destacado que la ley afectará a todas las instituciones de Baleares y busca que “la ciudadanía tenga derecho a saber cómo se gasta cada euro público”, así como poner luz sobre el patrimonio de los cargos públicos y que “quede claro el patrimonio que tienen cuando llegan y lo que tienen cuando terminan y ver si utilizan su cargo para favorecer intereses privados, como ha pasado esta legislatura”.

Sobre el sentido del voto del PP en el pleno, Francina Armengol ha asegurado que, si vota en contra, “el PP tendrá que explicar porque no quiere más transparencia en la gestión pública”, aunque también se ha mostrado convencida de que “si no es ahora, será a partir de mayo de 2015 cuando tramitemos esta ley y cambiamos la manera de gobernar”.

Lourdes Aguiló ha celebrado que por fin» llegue al pleno esta ley que debe ser un “dique de contención de la corrupción” y que “amplía la ley actual, concreta las obligaciones de participación y rendición de cuentas de las administraciones públicas y establece un mecanismo de control externo que garantizará que las cosas se hagan bien».

Caos conselleria Educación

La portavoz socialista también ha lamentado que “casos como la dimisión de Deyà como director general afectan negativamente a la credibilidad de las instituciones” y que la “imposición, falta de diálogo y falta de eficacia de este gobierno también ha hecho mucho daño a la confianza de la ciudadanía”.

Armengol ha calificado la gestión educativa de “caos absoluto” porque “Bauzà ha dinamitado la conselleria con la persecución política de docentes, con la imposición del TIL y, con lo que parece que podría haber sido uno de los motivos de la dimisión de Deyà: las posibles presiones políticas para contrataciones de interinos por parte del Consolat de Mar”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.