Antoni Vera será el nuevo director general de Educación

La Conselleria de Educación, Cultura, y Universidades ha modificado su estructura orgánica y estará conformada por una secretaría general y cuatro direcciones generales, una de Educación y Cultura, una de Universidad e Investigación, una de Planificación e Infraestructuras Educativas y otra de Innovación y Formación Profesional.

Antoni Vera será el nuevo director general de Educación y Cultura y seguirá como director gerente del Institut d’Estudis Baleàrics (IEB), tras la dimisión hace una semana de Miquel Deyá, debido a la polémica suscitada por el presunto trasladado irregular, que finalmente no se llevó a cabo, de un profesor interino cercano al PP como asesor de la Conselleria.

Además, Antoni Alcover, doctor en Economía y Empresa, será el director general del nuevo departamento de Universidad e Investigación, que se dedicará a la ordenación y gestión del sistema universitario, infraestructuras universitarias, relaciones con la comunidad universitaria e investigación y transferencia del conocimiento. Los otros dos departamentos se mantinen como hasta ahora.

En la rueda de prensa posterior a los acuerdos del Consell de Govern, la portavoz del Ejecutivo autonómico, Núria Riera, ha señalado que con esta nueva estructura “se equilibra” el peso de todos los departamentos y se crean estas dos nuevas direcciones generales enfocadas “de cara al perfil” de cada uno de sus responsables.
“SE SIGUE EL PROCEDIMIENTO CORRESPONDIENTE”

Respecto al profesor interino, que finalmente se incorporó en su centro educativo con una semana de retraso, algo que no está permitido, y que no se ha quitado de la lista de interinos, según han denunciado distintos colectivos, Riera ha dicho que desconoce “los detalles” pero, ha asegurado, que “se está siguiendo el procedimiento correspondiente”.

En relación a la posible contratación de otro asesor, Riera ha señalado que “depende de las necesidades del departamento, según valore el secretario general” y ha añadido que desconoce las “necesidades concretas” y “se deberá valorar, no me corresponde a mí”.
“NO HAY IRREGULARIDADES”

En este sentido, Riera, ha recalcado que en su departamento se “trabaja de manera correcta” y que “no hay irregularidades de forma absoluta, total y global” y ha reiterado que no ha cometido “ninguna irregularidad ni ilegalidad y que cuenta con el apoyo total y absoluto del Govern”.

Así, ha descartado que su credibilidad haya quedado dañada por este asunto, ha negado que haya dado distintas versiones, y ha rechazado que exista un documento al respecto de este tema en la Conselleria. “Había una solicitud, una nota interna con su registro de entrada y supongo que los funcionarios la tendrán dónde corresponde”, ha dicho al respecto.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.