Jaume Font : “Sólo pedimos que no nos ofendan ni fiscalmente ni culturalmente”

“Los hombres y mujeres de esta tierra lo tenemos todo para salir de la crisis; para crecer, a pesar de la pésima gestión de los Gobiernos de Madrid y las Islas; para ser lo que queramos ser. Sólo nos lo tenemos que creer, luchar para conseguirlo. Apostar por nosotros mismos. ¿Hasta cuando dejaremos que tomen las decisiones por nosotros? “Con estas palabras se dirigía el presidente del PI-PROPOSTA PER LES ILLES al millar de asistentes reunidos este sábado para la cena de Navidad. Un encuentro que el presidente ha tachado de “especial” por el marcado acento de cambio en que llega en 2015. “Tenemos una nueva oportunidad para tomar las riendas de nuestra casa y sólo lo podremos hacer si somos capaces de contagiar esta ilusión a todos los rincones de esta tierra” ha dicho.

Jaume Font ha dado la bienvenida a los asistentes con un discurso optimista donde recordó la capacidad de los hombres y mujeres de Baleares y las posibilidades económicas y culturales de la tierra “sólo pedimos que no nos pongan palos en las ruedas, que no nos ofendan ni fiscalmente ni culturalmente”. En este sentido el presidente del PI se refirió a la necesidad de la autonomía económica para Baleares, uno de los objetivos primordiales de esta formación política.

Jaume Font ha aprovechado también la ocasión para hacer una crítica al sistema. “Los políticos, sobre todo si gobiernan, deben cambiar la actitud. Hay que escuchar a la gente, hay que ponerse siempre en su sitio. Un político es un representante del pueblo”, recordó. Por este motivo ha explicado que el PI considera necesario ser “más exigente” para volver a ganar la confianza de la gente. “Debe haber más medidas de control, necesitamos tener la seguridad absoluta de que el sistema funciona”.

Según el vicepresidente del PI, Josep Melià esta es la manera de poder trabajar para las islas “actualizando leyes que han caducado, reclamando más autogobierno, una autonomía económica, una balanza fiscal justa …”. Melià ha reivindicado un espacio de moderación, mallorquinidad, positivismo y de defensa de las capas medias y los pequeños y medianos propietarios “tan olvidados e incluso atacados durante esta legislatura”.

“Un Gobierno”, prosiguió Antonio Pastor, que “ha desgobernado”. “El Gobierno del decreto”, añadió. El vicepresidente del PI ha recordado el papel del Ejecutivo sobre todo en el conflicto educativo que esta misma semana ha vivido un nuevo capítulo. “A principios de legislatura predicaban normas de transparencia que no les permitían comidas de más de 35 euros y ahora restan importancia a la actitud de la directora del SOIB y la consejera Riera que no sólo colocan afines, también se saltan los principios de igualdad y mérito en la contratación de personal público “, recordó. “La transparencia no es un papel escrito, se reflejará en la actuación de los que gobiernan, sin sombras ni dudas”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.