Acuerdan medidas contra las conductas incívicas en Magaluf

Govern, Delegación de Gobierno, Ayuntamiento de Calvià y empresarios hoteleros acuerdan medidas contra las conductas incívicas en la zona de Magaluf

La aprobación de una ordenanza cívica, la puesta en marcha de patrullas mixtas internacionales con agentes de policía británicos y la declaración de Magaluf como zona turística madura, entre las medidas que se adoptarán

Los hechos acaecidos este verano en la calle Punta Ballena de Magaluf pusieron de manifesto, una vez más, la problemática de una zona muy concreta del municipio de Calvià, que, año tras año, genera problemas de orden público y de convivencia, con una repercusión negativa en la imagen concreta de Magaluf pero que, por extensión, afecta a la reputación de Mallorca y de las Islas Baleares como destino turístico.

Desde el primer momento, tanto el Govern de las Illes Balears como el resto de administraciones, Delegación de Gobierno, consejos insulares, ayuntamientos de Calvià, Palma, Sant Antoni de Portmany; de las patronales, CAEB, FEHM, AVIBA, PIMEB, PIMEM, AFEDECO, ACOTUR, Asociación de Salas de Fiestas, Confederación de Empresas Turísticas, así como representantes de los fomentos de turismo de Mallorca y de Ibiza y de los sindicatos CCOO y UGT, reunidos en el Consejo Asesor de Turismo celebrado el 10 de julio, coincidieron de manera unánime en que ni las prácticas llevadas a cabo por determinados empresarios ni los comportamientos incívicos de algunos turistas eran tolerables.

A raíz de la celebración del citado Consejo Asesor de Turismo se adoptaron una serie de medidas encaminadas a erradicar los comportamientos incívicos en Punta Ballena y centradas en intensificar las campañas de inspección y control en el ámbito de las competencias de cada administración, definir un código de buenas prácticas para empresas en las zonas turísticas, establecer un protocolo de actuación para cada una de las administraciones en sus ámbitos competenciales, crear herramientas legales para sancionar determinados hechos y agilizar la declaración de zonas turísticas maduras, entre otras.

Como continuación de las medidas adoptadas el pasado verano y en previsión de que hechos como los acontecidos en Calvià no vuelvan a repetirse, la Delegación de Gobierno, el Govern de las Illes Baleares, el Ayuntamiento de Calvià y la Asociación hotelera de Palmanova-Magaluf continúan trabajando para lograr una oferta de ocio nocturno de calidad, compatible y respetuosa con el entorno, los residentes y con otras modalidades turísticas y han presentado esta mañana una batería de medidas enmarcadas en el ámbito competencial de cada administración, a la vez que han anunciado “tolerancia cero” con ese tipo de comportamientos. A la rueda de prensa también han asistido la vicecónsul británica en las Islas Baleares, Gillian Brion y la vicecónsul británica en Mallorca, Elaine Brannan.

El conseller de Turisme i Esports, Jaime Martínez, ha destacado que la “obligación del Govern es impedir que estas situaciones afecten a la imagen de nuestras islas” y por ese motivo “seremos contundentes e inflexibles con ese tipo de comportamientos”. En ese sentido, ha afirmado que el objetivo del Govern es continuar trabajando por un cambio de modelo turístico, apostando por la calidad y la renovación de las zonas turísticas maduras.

Martínez ha recordado que Magaluf ya ha iniciado un proceso de cambio que poco a poco está dando frutos. En esta legislatura se han invertido en Magaluf más de 100 millones de euros en la reforma de establecimientos hoteleros y 4 establecimientos han aumentado de categoría. A largo plazo la inversión privada prevista en Magaluf es de más de 200 millones de euros.

En este sentido, el conseller ha anunciado que el Consell de Govern del próximo viernes, 18 de diciembre, aprobará la declaración de Magaluf como zona turística madura.

La declaración de zona turística madura lleva aparejada la redacción de un Plan de Reforma Integral por parte del Ayuntamiento e implica la consideración de interés autonómico de todos aquellos planes, proyectos o actuaciones que tiendan a la mejora, recalificación, revalorización, rehabilitación o la reconversión del núcleo de Palmanova-Magaluf.

Igualmente, concede un plazo de seis meses a todas las empresas turísticas para presentar una propuesta de plan de modernización y se exige la autoevaluación de los alojamientos hoteleros y apartamentos turísticos, acortándose los plazos para adaptarse a las exigencias establecidas en los parámetros de clasificación hotelera. En cuanto a la oferta complementaria, ésta también tendrá la obligación de superar unos planes de modernización y de calidad.

Por otra parte, el conseller ha recordado que ya se ha firmado el acta de replanteo de las obras de peatonalización del boulevard que une la primera y la segunda línea de Magaluf, que se iniciarán en breve y estarán finalizadas para la próxima temporada turística. Se trata de una obra que se realiza con cargo al Consorcio de la Bolsa de Plazas y un presupuesto de 1.454.421,20, que financia en un 80% del coste de la misma, mientras que el consistorio se hace cargo del 20% restante.

Por su parte, la delegada del Gobierno, Teresa Palmer, ha anunciado que para 2015 y con la idea de seguir incidiendo en la mejora de la seguridad ciudadana y en el cambio de modelo turístico en el municipio de Calvià, y más concretamente en Magaluf-Punta Ballena, va a solicitar el despliegue de un GRS (grupo especializado de la GC) en el municipio de Calvià, enriqueciendo los refuerzos ya previstos, contribuyendo así a incrementar los niveles de seguridad y tranquilidad ciudadana.

En segundo lugar, Palmer ha destacado que se seguirá potenciando los operativos especiales establecidos para combatir los delitos que más preocupan a la ciudadanía, como el menudeo de drogas.

En tercer lugar, la delegada ha anunciado que se van a potenciar las Patrullas Mixtas Internacionales “que tan buenos resultados nos han proporcionado en Calvià (puesto de Palmanova), Cala Rajada, Platja de Palma o Ibiza”. En este sentido, Palmer ha señalado que ya se había contado con presencia de agentes procedentes de Alemania y Francia y ahora se está trabajando para que haya presencia de agentes de la policía británica, en base a la gran proporción de turistas británicos que visitan Magaluf.

Por último, la delegada ha resaltado la intención de potenciar las capacidades de las oficinas de Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE) de Calvià, una de ellas ubicada en Magaluf.

Por su parte, la teniente de alcalde de Turismo del Ayuntamiento de Calvià, Eugenia Frau, ha anunciado la creación de una ordenanza cívica consensuada con los sectores que han solicitado una regulación de este tipo. Dicha ordenanza prohibirá el consumo de alcohol en la vía pública y estará aprobada antes del inicio de la próxima temporada turística. Frau también ha manifestado las intención del consistorio de revisar y perfeccionar la ordenanza de publicidad dinámica y en cuanto a la actividad de “pubcrawling”, ha señalado que en estos momentos se está estudiando la posibilidad de prohibir esta actividad que “es incompatible con el modelo turístico que queremos”.

La responsable de Turismo del Ayuntamiento de Calvià ha destacado que “vamos a ser inflexibles en el cumplimiento de las ordenanzas municipales” y, por ese motivo, se aumentarán los efectivos policiales y se coordinarán campañas de inspección conjuntas con otras administraciones.

Por lo que hace referencia a los empresarios hoteleros, Sebastià Darder, presidente de la Asociación Hotelera de Palmanova-Magaluf, ha reiterado el compromiso del sector en continuar invirtiendo en la zona, como se viene haciendo, para conseguir un reposicionamiento del destino e igualmente trasladar a los touroperadores turísticos todas las medidas que se ponen en marcha en la zona.

La vicecónsul británica en las Islas Baleares, Gillian Brion, ha expresado el apoyo del consulado a todas las medidas presentadas.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.