El Ayuntamiento aprueba por unanimidad la candidatura de Palma a Patrimonio Mundial de la UNESCO

El Pleno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado por unanimidad la propuesta de la Comisión Evaluadora relativa a la candidatura de Palma Patrimonio Mundial de la Unesco, bajo el lema “Palma, paisaje cultural sobre el mar”. El teniente de alcalde de Cultura y Deportes, Fernando Gilet, ha afirmado que “se trata de un aval fundamental y necesario ante un reto ambicioso”, añadiendo que “con esta aprobación unánime, que es una magnífica noticia, concluye una primera y necesaria etapa política”. A partir de ahora, “da comienzo la carrera para entrar en la lista indicativa de España”, que es quien debe proponer las candidaturas a la Unesco. Como ha afirmado Gilet, esta “es sin duda una noticia inédita en la historia de la ciudad”, y se mostró “lógicamente muy contento”.

Nuevas tendencias y cumplimiento de dos requisitos-. A pesar de que sólo se debe cumplir uno de los criterios establecidos por la Unesco para entrar en el listado, Palma cumple dos, dado que “la candidatura se ha desarrollado en consonancia con las tendencias actuales de la Unesco, centradas en criterios de paisaje cultural urbano”, como ha dicho el teniente de alcalde. Por un lado, es ejemplo sobresaliente de un tipo de construcción y de un conjunto arquitectónico o de paisaje el que ilustra una etapa de la Historia de la Humanidad, y por otra es una manifestación del intercambio de valores humanos durante un período o área cultural, en el desarrollo de la arquitectura, las artes monumentales, la planificación urbana o el diseño del paisaje.

Comisión evaluadora y fundamentos-. La Comisión Evaluadora encargada de definir la candidatura está integrada por 10 entidades: el Govern de las Islas Baleares, el Consell de Mallorca, la Universidad de las Islas Baleares, el Obispado de Mallorca, la Sociedad Arqueológica Lul•liana, ARCA, el Colegio Oficial de Arquitectos de las Islas Baleares, la FEPAE, la Federación de Asociaciones de Vecinos, FAAVV y el Ayuntamiento de Palma. Su trabajo conjunto da como resultado “una propuesta muy bien fundamentada”, como ha dicho Gilet.

Como resultado de las aportaciones de sus miembros, la propuesta gira en torno al concepto “Palma, paisaje cultural sobre el mar”, fundamentada sobre la singularidad de Palma y su carácter propio, original y autóctono; su continuidad, con la conservación de varias superposiciones urbanísticas; y el hecho de ser ciudad marítima y costera, un cruce de culturas judía, islámica y cristiana, con marcas de todas ellas a lo largo de mucho rincones de la ciudad. De hecho, Al-Humaydi, Ramón Llull y Jafuda Cresques, representantes destacados de las tres culturas, fueron oriundos de Palma. Además, se trata de una ciudad mercante de más de 2000 años, que mantiene su silueta urbana sobre el mar y construida con material y técnicas constructivas que perduran en sus casas señoriales y patios característicos. Finalmente, la propuesta destaca el patrimonio inmaterial, constituido por fiestas como la de la Conquista, declarada BIC. También en las parroquias y los conventos de Palma fue en donde la Sibila encontró su continuidad durante siglos.

Siguientes pasos-. Esta larga tarea, que según Gilet “tendrá continuidad gracias al aval de todos los grupos políticos municipales, y a una propuesta razonada y potente”, pasa en primer lugar por la entrada en la lista indicativa de España para que luego llegue a presentarse ante la Unesco”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.