Isern: “El cambio que vivimos es una oportunidad para ser una ciudad moderna e integradora”

El alcalde de Palma, Mateo Isern, ha destacado hoy en el acto de apertura de la Festa de l’Estendard que casi 800 años después de la conquista de Mallorca “mallorquines y palmesanos nos sentimos orgullosos de mantener viva esta celebración tan llena de tradición y simbolismo”. Por eso ha invitado a todos los palmesanos “a que formen parte de esta celebración”, que vivirá mañana su jornada principal a partir de las 10.15 h. con la colocación del Estendard Reial de la Conquesta de Mallorca y de la Cimera del Rei Martí en la Plaza de Cort.

En el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Palma, donde esta tarde la antropóloga y escritora Jacqueline Waldren ha leído el pregón inaugural de la fiesta, Isern ha llamado a la participación “para que esta fiesta mantenga su vocación original: ser la expresión de un sentimiento popular, una celebración bien arraigada de la cual somos herederos, depositarios y transmisores a las generaciones venideras”.

Isern se ha referido a Waldren como una de las voces “de tantos y tantos intelectuales y artistas que por diferentes motivos y en circunstancias muy diversas eligieron Mallorca y Palma para vivir y para trabajar, escribir, pintar y contarlo al mundo entero” precisando que “la interacción de esta elite cultural e intelectual con nuestra cultura y tradiciones propias ha sido un privilegio muy fructífero y enriquecedor”. Esto, en muchos casos ha contribuido “a una mayor valoración de nuestro patrimonio cultural, histórico y paisajístico como fue en su momento el caso del Archiduque Luís Salvador, todo un precursor”.

Para Isern, ejemplos como Santiago Russinyol, Rubén Darío, Robert Graves, Camilo José Cela, Gertrude Stein, Joan Miró y el matrimonio formado por William y Jacqueline Waldren “ha actuado como un estímulo extraordinario para nuestra sociedad. No creo que haya ninguna isla, ninguna ciudad que a o largo de diferentes épocas haya sido capaz de atraer tanto talento extraordinario como ha atraído Mallorca”. En este sentido, ha recalcado que “somos el resultado del paso de diferentes civilizaciones que han dejado su pisada en la propia configuración tanto física como intangible de Palma”.

El alcalde de Palma se ha referido también a la progresiva transformación que ha experimentado la ciudad a lo largo de los siglos, “un proceso constante de cambio” que ha estado también presente en el pregón de Waldren y que “constituye toda una oportunidad, La oportunidad de evolucionar para ser, ahora más que nunca, una ciudad moderna e integradora. Una capital culta, próspera, con vocación de recibir y hacer sentir como en su casa a los que nos visitan”.

Pregón.- Jacqueline Waldren ha abierto hoy el programa de la tradicional Festa de l’Estendard con el pregón “Mallorquins: ahir, avui i demá” con el que ha ofrecido “una visión de fuera hacia dentro y de dentro hacia fuera de una extranjera que ha pasado más tiempo de su vida aquí que en cualquier otra parte del mundo”.

Waldren, viuda del arqueólogo y artista William H. Waldren, gran impulsor del conocimiento del Myotragus Balearicus, ha reconocido en su pregón que “yo no escogí Mallorca; Mallorca me escogió a mí” y que fue aquí donde pudo tener “una aventura con otra cultura y manera de vivir”.

La antropóloga también se ha referido a la Festa de l’Estendard, que “evidencia los esfuerzos que se hacen en la Isla para mantener, recuperar y revitalizar su historia, su medio ambiente y su cultura”. En este sentido, ha destacado que “las Islas son un cúmulo de realidades contradictorias y complementarias que van desde sus diversas geografías, su importancia histórica en el comercio, la economía y la política, y el reconocimiento internacional de su arte, su música y su literatura, has las diferentes culturas y lenguas que aportan las comunidades de extranjeros y nuevos inmigrantes que aquí viven”.

Jacqueline Waldren, quien ha destacado que “una misma cultura puede integrar gente muy diferente” y ha sentenciado que “los estereotipos son limitadores”, ha señalado que “la emigración masiva de forasteros, un turismo en masa cada vez más numeroso y los residentes extranjeros procedentes de todo el mundo son elementos decisivos de las transiciones sociales, económicas y políticas que se han producido en la isla en los últimos 40 años”.

Tras asumir que “la integración y la coexistencia depende de la comunicación y el respeto mutuo”, la antropóloga ha apelado a “la voluntad política de poner sobre la mesa la cuestión de la educación multicultural, la conservación, las energías alternativas y la sostenibilidad de nuestro medio ambiente”.

En su intervención, también ha destacado que “hoy la sociedad mallorquina –como casi toda la española- se sitúa a la vanguardia turística dentro y fuera de sus fronteras y vivimos unos tiempos de grandes intercambios y transformaciones” recordando, también que “la ciudad de Palma, con su Seu magnífica y los fabulosos palacios, pretende ser reconocida como patrimonio de la Unesco y, según encuestas recientes, Palma es ahora el segundo lugar mejor del mundo para vivir”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.