MÉS alerta que el PGOU abre la posibilidad de demoler 7.704 viviendas en Palma

MÉS per Palma alerta de que el PP, en el avance del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) ahora en exposición pública, abre la puerta a la demolición de 7.704 viviendas concentrados en 10 barrios. Se establecen aumentos de edificabilidad en cada uno de estos barrios, permitiendo construir más viviendas de las actualmente existentes, y con una superficie mínima de 80 m2 por vivienda. Para MÉS estos aumentos de edificabilidad representan incentivos para impulsar operaciones urbanísticas de demolición y reedificación en estas zonas de viviendas sociales de Palma.

Antoni Verger, portavoz de MÉS en el Ajuntament, explica que el PGOU “abre la posibilidad de que las viviendas sociales de hasta 10 barrios se puedan convertir en solares urbanos puestos a disposición de los promotores para que las tiren y hagan nuevas viviendas”. El grupo municipal afirma que esta opción queda abierta con el Avance del Plan General al clasificar estas como zonas F.

“El Camp Redó es el modelo de regeneración urbana del PP de Palma, y así está plasmado en el Avance del PGOU: aumentar coeficiente de edificabilidad para que sea atractivo y rentable para los promotores derribar los barrios existentes y volver a edificar de nuevo . Así lo ha dicho y reiterado a lo largo de esta legislatura el concejal de Urbanismo”. Los barrios afectados por esta amenaza son: Son Dureta, Son Roca, parte de Son Rapinya, Camp Redó, Sa Indioteria, Virgen de Lluc, Son Cladera, Son Gotleu, Foners y Polígono de Levante.

De espaldas a los vecinos

Antoni Verger considera inaceptable que esta cuestión no haya sido ni consultada ni consensuada con los vecinos. “El PP actúa de espaldas a los ciudadanos, poniendo en evidencia que este gobierno municipal tiene alergia a la participación ciudadana”.

De hecho, los concejales de MÉS per Palma han comprobado de primera mano el nivel de desinformación de los vecinos de Son Roca. “Las vecinos y vecinas de Son Roca están asustados porque el PGOU abre la puerta a un futuro del barrio que no quieren. No están dispuestos a ceder sus viviendas para que los especuladores hagan y deshagan su barrio”. Por el contrario, el barrio reclama ayudas y subvenciones para mejorar los espacios comunes, y no grandes operaciones urbanísticas como las que proyecta el PP.

Rehabilitación sí, demolición

Antoni Verger añade que “estamos a favor de rehabilitar estas zonas. Es evidente que hay barrios que necesitan mejoras. Pero mejoras y rehabilitaciones explicadas y consensuadas con los vecinos y vecinas. No queremos que desde el Ajuntament se incentiven operaciones urbanísticas especulativas tan drásticas como la demolición de 7.704 viviendas”.

MÉS per Palma presentará alegaciones al PGOU en este sentido ya que actualmente está en periodo de exposición pública hasta el 6 de febrero. “Entendemos que el Plan General marca unas líneas estratégicas y que la concreción de las actuaciones queda para más adelante. Pero no podemos permitir que esta opción quede abierta al Avance sin ni siquiera consultar con los vecinos. Se debe suprimir la posibilidad de demoler estos barrios”, concluye Verger.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.