El solar de Son Espases costó 5 veces más caro que los de alrededor

La primera jornada de comparecencias en la Comisión de Investigación de Son Espases en el Parlament Balear ha contado con la presencia de los constructores y empresarios Fausto Ferrero y Bartolomé Cursach y del ex cargo del PP Joan Antoni Ramonell, y la ausencia no notificada a la Comisión del también constructor Mateu Sastre.

Ferrero y Cursach eran en 2003, y son aún propietarios de fincas del entorno de Son Espases. El diputado socialista Antoni Diéguez ha preguntado a ambos sobre diversas circunstancias en torno a los procesos respectivos de compra, por si estas transacciones se habían operado con el conocimiento previo de que en Son Espases se acabaría construyendo el hospital de referencia en Baleares en sustitución del de Son Dureta. Fausto Ferrero, manifestó no recordar algunas de las precisiones de las operaciones demandadas por el diputado socialista -aunque ha ofrecido aportar la escritura de compra de la finca de la que es titular en el entorno de Son Espases-, si ha acabado reconociendo el justiprecio de los terrenos de su propiedad, la mitad de una finca de unos 160.000 metros cuadrados a “dos kilómetros de Son Espases”, que vendería “hoy mismo” por 400.000 euros, un precio similar al que pagó en su día por la operación de compra. “El sr. Ferrero dijo que el precio del solar era un precio adecuado para él, de unos 5 euros por metro cuadrado, que era un precio estable por el terreno – rústico – en aquella época y que no ha manifestado un cambio de valor sustancial”, ha afirmado Diéguez.

El socialista ha contrapuesto este hecho con el precio que el Ayuntamiento de Palma abonó por el solar de Son Espases, 27 euros por metro cuadrado, “cinco veces más que el precio que pagó el sr. Ferrero -por un terreno también rústico y en una ubicación próxima lo que indica que el precio que se pagó por una institución pública fue excesivamente elevado”. Para Diéguez este sobreprecio por una finca rústica “sólo tiene sentido para hacer negocios o para construir fincas de carácter urbano, así como ha afirmado el sr. Cursach, que nos ha explicado que pagó más dinero -más de 13 millones de euros, 90 € / m2- por una finca adyacente a la de Son Espases, con la expectativa de utilizarla como suelo urbano” una vez este terreno fuera recalificado de su condición de rústico. Una operación que se inició en 2000 con una opción de compra y que se sustancia en 2003 con el pago del resto del precio.

Para Diéguez, lo sustancial es que “la Administración debe pagar por el solar el precio que vale, y no por la expectativa de negocio, porque la Administración no tiene que hacer negocios. Se tenía que haber pagado – por Son Espases – un precio cercano al pagado por el sr. Ferrero y no a los 27 € m / 2 – más de 7 millones de euros – como se pagó “.

En la sesión de tarde de la Comisión ha comparecido el ex alcalde de Montuïri y ex director general del Gobierno de Jaume Matas, Joan Antoni Ramonell Amengual. El ex político del PP admitió haber presenciado un partido de fútbol en Madrid, en compañía de amigos, y haber ido a cenar posteriormente con ellos el año 2002, el día en que supuestamente habría tenido la comunicación oficiosa por parte de Jaume Matas de la voluntad de edificar un nuevo hospital en los terrenos de Son Espases. Hecho que también supuestamente habría provocado la voracidad compradora de los solares rústicos cercanos para las expectativas de negocio que el cambio de naturaleza de los terrenos podrían proporcionar a los promotores. Ramonell ha negado que la cena hubiera participado Jaume Matas ni algunos de los constructores que más tarde aparecieron como propietarios de las fincas.

El ex político del PP ha afirmado, en un principio, que al abandonar la política se dedicó a sus negocios, un bar y un agroturismo y una asesoría. Más tarde, también admitió que desde 2003 y hasta “2006 o 2007” recibió una retribución mensual “de unos 2.500 euros”, como “asesor” de Fomento de Construcciones y Contratas, una de las empresas que formaron parte de la Unión Temporal de Empresas responsables de la construcción de Son Espases. Ramonell no precisó cuál fue el trabajo de asesoría realizada, aunque también admitió haber ejecutado un servicio similar para “Drac”, empresa del promotor Vicente Grande.

La comisión de investigación de Son Espases vivirá mañana miércoles su segunda sesión de comparecencias, con la presencia de Catalina Cirer y Javier Rodrigo de Santos, ambos cargos públicos del Partido popular en el Ayuntamiento de Palma en el momento de la compra del solar y la adjudicación de las obras de Son Espases; y de Bartomeu Vicens Mir y Miquel Nadal Buades, ex políticos de UM, actualmente en cumplimiento de condena, y que en ese momento ocupaban cargos ejecutivos en el Consell de Mallorca.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.