Detienen al dueño de un prostíbulo de Palma en la operación “Red Balloon”

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación “Red Balloon”, han detenido en Palma al dueño de un conocido club de alterne (el Globo Rojo) por prostitución coactiva, pertenencia a grupo criminal, por delitos contra el derecho de los trabajadores y contra la seguridad social, alzamiento de bienes, daños, hurto y falsedad documental. Además han sido arrestadas otras cinco personas más. A las trabajadoras les adeudaban entre 5.000 y 7.000 euros a cada una, estaban dadas de alta por dos horas cuando en realidad trabajaban entre ocho y nueve horas diarias.

La investigación se inició cuando se tuvo conocimiento por medio de varias denuncias de víctimas, que ejercían la prostitución, que un importante empresario de Palma, dueño del club en el que trabajaban estaba a cargo de una trama criminal. Las mujeres denunciaron que no se cumplían sus condiciones laborales, adeudándoles el responsable del club entre 5.000 y 7.000 euros a cada una. Estaban dadas de alta en la Seguridad Social por dos horas diarias, cuando en realidad trabajaban entre ocho y nueve horas. Además recibían insultos y presiones con despidos si se negaban a mantener la relación sexual con quien le imponía. Además, también gestionaba un spa con unas condiciones laborales similares a las del club.

Desviaba grandes cantidades de dinero a una entidad en Suiza

A raíz de la detención el pasado mes de diciembre de un encargado del prostíbulo por su implicación en los hechos investigados y que posteriormente pasó a disposición de la Audiencia Nacional, al constarle una Orden Internacional de Detención por parte de las autoridades alemanas para cumplir condena por tráfico de drogas, se pudo constatar que el propietario del club de alterne, desde los inicios de la actividad habría estado desviando grandes cantidades de dinero a una entidad Suiza. Los investigadores tras analizar numerosa documentación contable y bancaria, comprobaron que el dueño del club había creado sociedad, dedicada a la gestión inmobiliaria, poniendo a su mujer al frente de la misma y desde donde desviaba grandes cantidades económicas procedentes de la prostitución para así dejar descapitalizada la empresa que gestionaba y evitar cualquier tipo de embargo. Esta persona podría haber ocultado a la Hacienda Pública entre 400.000 y 500.000 de euros a lo largo del año 2014.

Los agentes procedieron entonces a la detención del empresario y de cinco personas más. Además se realizaron tres registros en dos de las oficinas sitas en Palma y en un chalet, dando como resultado la intervención de numerosos efectos, cuatro vehículos, en los que destaca uno vehículo de alta gama valorado en unos 300.000 euros, al cual le consta un señalamiento por parte de INTERPOL y numerosa documentación relacionada con las actividades delictivas.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del grupo I, de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Baleares.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.