Rafa Forteza expone en la L21 de Madrid

La galería L21 Madrid presenta la exposición individual “Estirar o alargar la nariz” de Rafa Forteza (Mallorca, 1955), en la que se recogen esculturas que ha creado a lo largo de los últimos 25 años. Las pinturas de Rafa Forteza han protagonizado numerosas exposiciones, sin embargo, sus esculturas son menos conocidas. “Estirar o alargar la nariz” es una exposición personal, en la que muestra un trabajo más subjetivo, con el que experimenta constantemente. Son obras articuladas a partir de pequeños elementos que el artista acopla, ensambla y une; esculturas muy abiertas y en continua modificación, su proceso de creación finaliza en el momento en que dejan de estar en manos del artista. En esta ocasión, Forteza decide brindar al espectador la posibilidad de descubrir un espacio muy íntimo de su producción. Algunas de las esculturas usan como peana las cajas creadas para su transporte, y el espectador percibe el silencio de aquello que no se enseña.

Las esculturas proceden de distintos períodos y aunque no sean una serie y cada una funcione de manera autónoma, es posible reunirlas porque hablan un único lenguaje. Creadas a partir de un abecedario que Forteza ha adquirido y ha ido desarrollando, dialogan entre ellas y con el artista, que las escucha para entenderlas y completarlas. Ellas son las que piden las modificaciones y las esperan. El vocabulario es el mismo, desde sus primeras esculturas, atadas con cuerda, hasta las más nuevas, unidas con pasta; el concepto de envolver es idéntico.

A Forteza no le interesa mostrar su obra de una manera guiada o tutorizada, por eso las esculturas se exhiben acumuladas en una de las paredes de la galería, rompiendo el concepto de recorrido. Además, dicha disposición facilita el diálogo que mantienen entre ellas. Como artista, siempre ha tenido la intención de ver más allá de su nariz, de traspasar sus propios límites. Para él es necesario que el espectador haga el mismo ejercicio. No existen unas instrucciones para entender sus obras. El artista coge la nariz del espectador, la estira, para que éste vea más allá, observe la obra, entienda su idioma y dialogue con ella.

Las obras de Rafa Forteza forman parte de prestigiosas colecciones internacionales como las del MOMA (Nueva York), MNCARS (Madrid) y Centre Pompidou (París), entre otras. En 2016 tendrá una amplia retrospectiva en el Museo Es Baluard (Palma).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.