Nadal se muestra satisfecho de haber llegado hasta los octavos de final

Rafa Nadal afronta el partido de octavos de final del Abierto de Australia como “un test bastante definitivo” para saber con mejores parámetros cómo está. “Es un rival de máximo nivel, de máxima dificultad, que te hace jugar bajo presión durante todo el partido”, explica el campeón de 2009, después de eliminar al israelí Dudi Sela y saber que el próximo oponente será Kevin Anderson.

“Es un rival que va a ponerme en mi sitio, donde realmente estoy”, dice el mallorquín sobre el sudafricano, al que solo se ha enfrentado una vez en el ATP World Tour -le ganó en el Western & Southern Open de Cincinnati de 2010 por 6-2 y 7-6 (6)- pero a quien conoce desde que eran niños.

Nadal está especialmente satisfecho de haber llegado hasta cuarta ronda en Melbourne Park. “Hacía tiempo que no ganaba tres partidos consecutivos. Para mí es algo que significa bastante. Cualquier jugador que viene de un tiempo sin estar en el circuito, que no ha competido en semanas consecutivas, todos los partidos son un peligro. La única manera de ponerse en forma es jugar partidos”.

Su entrenador Toni Nadal coincide en la importancia de acumular horas en pista. “Rafael siempre ha ido cogiendo el físico a medida que ha ido jugando partidos, ha sido su principal manera de ponerse en forma y cuando llevas tiempo sin jugar cuesta un poco. Ahora llegamos a la cuarta ronda en buena predisposición”, explica el técnico, que asegura además que no quedan secuelas de los problemas físicos sufridos ante Tim Smyczek.

Analizando a Anderson, Toni apunta que lo complejo del rival va asociada a la ronda. “Ahora ya todos los rivales son difíciles. Anderson es un jugador complicado, juega muy rápido, tiene un saque muy bueno pero creo que cualquiera de los que te pueda tocar en cuarta ronda hubiera sido difícil. Son partidos donde tienes que estar bien mentalmente, que teóricamente vas a tener muy pocas opciones de break. Será clave la intensidad y aprovechar las oportunidades que te den”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.