Nadal preparado para Berdych

Rafa Nadal, número tres del mundo, ha asegurado tras lograr el pase a cuartos de final del Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada, que su próximo rival, el checo Tomas Berdych, es “un jugador del máximo nivel”, por lo que deberá desplegar su mejor juego si quiere alcanzar las semifinales.
   “Es un jugador del máximo nivel”, declaró el balear sobre el checo, séptima raqueta mundial, después de vencer al sudafricano Kevin Anderson en tres sets (7-5, 6-1, 6-4) en su partido de octavos de final del torneo oceánico.
   Además, el de Manacor habló de su actuación ante Anderson. “Habíamos hablado antes del partido de empezar restando delante. Creía que tenía que hacerlo así y es lo que hice al comienzo. Cuando ya llegamos al 5-4, tomé la decisión de restar atrás porque entendía que tenía que poner bolas en juego, algo que estaba haciendo demasiado poco hasta ese momento”, explicó.
   “Él iba muy cómodo con su servicio, sin sentir presión. Podía jugar con máxima frescura los restos. Si de mala manera le pongo la pelota al resto, al menos tiene que golpear. Desde una posición tan retrasada no es fácil hacer un golpe ganador. Y si llego, el punto está en juego. Soy un jugador que defiendo más o menos bien”, prosiguió.
   El tercer cabeza de serie siguió analizando el duelo ante el sudafricano. “Él sabe que tiene que ajustar más los golpes. Creo que es lo que ha pasado. Una vez salvado el 5-5, me he puesto atrás y he restado dos bolas dentro. Una corta, pero ha fallado. Con 15-30, he metido otra pelota, él ha querido ajustar más de lo normal y se le ha ido. He intentado hacerle sentir que debía golpear una bola más para tener éxito en lo que estaba haciendo. Por suerte, ha salido bien”, apuntó.
   “El tenis es un juego de dos. Si el rival está dispuesto a golpear todas las bolas al máximo desde el resto, obviamente, no vas a dominar. La única opción es sacar bien. Hasta ese momento (5-4 del primer set), sabía que Anderson estaba siendo mejor que yo, pero me estaba sintiendo mucho más cómodo que los días anteriores en la pista. Intentaba atacar cuando podía y defender cuando tocaba. Mis movimientos hacia las defensas eran mucho más dinámicos que los otros días”, añadió.
   Por último, el balear analizó las diferencias entre comenzar atacando u hacerlo defendiendo. “Es mucho más fácil empezar atacando y decidir defender que empezar defendiendo y querer atacar. Mentalmente es más sencillo. Es más cómodo el cambio porque pasas de jugar delante a hacerlo detrás. Si juegas de atrás hacia delante, atrás tienes tiempo, pero delante tienes menos”, concluyó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.