SFM dispara en un 40% las ventas de billetes

Apenas ha transcurrido una semana desde que se pusiera en marcha el nuevo sistema de tornos y las nuevas máquinas por parte de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) y desde este organismo ya notan, aún a pesar de las enormes dificultades técnicas sobrevenidas, un repunte en la venta de billetes.

Los primeros datos no oficiales cifran en cerca de un 40% el aumento de la facturación de billetes durante estos últimos días, gracias al cierre de todas las estaciones, que ha impedido que los usuarios que se colaban en los trenes puedan ahora hacerlo. El nuevo sistema, concebido para evitar ese fraude, está dando el resultado esperado, y las expectativas son aún mayores en la medida en que se corrijan las deficiencias que está ofreciendo el servicio.

Durante la jornada de ayer todavía muchas estaciones presentaban problemas, tanto en los tornos, que quedan bloqueados con frecuencia, como en las máquinas expendedoras de billetes,  que están resultando defectuosas, y provocando las quejas de muchos usuarios.

Los técnicos de la empresa proveedora de este servicio han estado trabajando desde el primer día, cuando ya surgieron los problemas, para resolver las incidencias, que se han ido minimizando pero que ni mucho menos han desaparecido todavía.

Con todo, el cierre de las estaciones ya está dando sus resultados, y en el caso de la estación más importante en volumen de pasajeros, la Intermodal de Plaza de España, la normalidad es casi absoluta, salvo entre los pasajeros más despistados que todavía no controlan cómo funciona el nuevo sistema para acceder a los trenes de la SFM.

Con todo, el fuerte incremento en la venta de billetes es la nota más positiva para los responsables, y permitirá hacer del transporte público colectivo un servicio menos deficitario de lo que ha venido siendo tradicionalmente, más aún cuando ya todo funcione con normalidad.

 

 

 

 

 

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.