El PSIB pide a Cort que supervise las obras de ses Fontanelles

El Ayuntamiento asegura que las obras del centro comercial no han empezado y explica que la licencia de obras es para el proyecto de AquaMàgica y no para PalmaSprings

El PSIB-PSOE ha expresado hoy su preocupación por la falta de control municipal sobre las polémicas obras de un centro comercial en ses Fontanelles y ha reclamado al Ayuntamiento de Palma que el consistorio supervise qué obras se están haciendo en la última zona húmeda de Palma, ya que existe una grave contradicción entre el proyecto registrado y el proyecto publicitado.

Cuatro meses después de que el batle de Palma y el presidente Bauzà asistieron en octubre a la presentación del proyecto, el concejal de Urbanismo ha confirmado que el centro comercial todavía no tiene ni licencia de obras ni licencia de actividades y que, en todo caso, la única licencia de obras existente es la del antiguo proyecto AquaMàgica, valorado en 59 millones de euros, y no la de PalmaSprings, con una inversión de 225 millones de euros.

“Palma Sgrings es l’Eurovegas de la Playa de Palma, un modelo caduco y perjudicial” critica Hila. “El inicio de las obras fue un disparate” explica el candidato socialista a la alcaldía de Palma, quién añade que los problemas para la concesión de la licencia de actividades agravan la situación jurídica del polémico centro comercial y recuerda que “los socialistas nos hemos opuesto a la concesión de la urbanización de ses Fontanelles, la última zona húmeda de Palma y hemos defendido la protección del pantanal por su valor paisajístico”.

Desde un punto de vista económico, el portavoz del PSIB-PSOE considera que la construcción de un centro comercial y de ocio en la zona, en un momento en que el proyecto de rehabilitación integral de Platja de Palma se encuentra paralizado por el PP, supone una amenaza para la supervivencia del pequeño comercio y de la oferta complementaria de Platja de Palma y también por el resto de la ciudad. Por este motivo, los socialistas cuestionan la pretendida creación de ocupación argumentada por el PP, alertando que la destrucción de puestos de trabajo y de tejido comercial será muy superior.

Ses Fontanelles es la mayor zona húmeda que queda en la bahía de Palma, 32,5 hectáreas. No tan solo forma parte del catálogo de zonas húmedas de las Islas Baleares sino que alberga especies endémicas en peligro de extinción. Durante la pasada legislatura se protegió la zona y se incluyó dentro del proyecto de rehabilitación integral de Platja de Palma. El proyecto ganador del concurso internacional de ideas recogía la protección de ses Fontanelles como valor medioambiental añadido al proyecto. En noviembre de 2012 arrancaron los trabajos previos a las obras de urbanización de la zona, después de que el gobierno del PP levantara la protección existente.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.