Meliá Hotels ganó 32 millones de euros en 2014

Meliá Hotels International obtuvo en 2014 un beneficio atribuido de €31,9 millones, que supone una notable mejora respecto al ejercicio 2013, aunque el dato no resulte comparable debido al impacto contable negativo que tuvo la opción de convertibilidad en cash del bono convertible. Aunque desde 2010 la Compañía registra incrementos ininterrumpidos del RevPAR (Ingreso Medio por Habitación) por encima del mercado, en todos los trimestres, en 2014 el crecimiento de este indicador se produjo en todas sus Divisiones por primera vez desde que la economía mundial entró en crisis. Así, el incremento global del RevPAR del ejercicio fue del 8,7%, que hubiera sido del 12,5% de no verse afectado el resultado por el ajuste cambiario.
* Sin ajuste cambiario
La Compañía ingresó €1.464,3 millones durante el ejercicio, (+7%) generando un Ebitda de €228,3 millones. Excluyendo la menor generación de plusvalías por venta de activos el Ebitda del Grupo se habría incrementado en un 12% respecto a 2013. Estos resultados se atribuyen fundamentalmente a la positiva evolución del negocio hotelero, gracias al intenso enfoque estratégico de Meliá en la gestión y optimización de ingresos, la excelencia comercial y la mejora continua del posicionamiento del producto y las marcas, siendo este factor muy destacable en marcas como ME by Meliá, que en sus hoteles de Europa incrementó su tarifa media en un 20%, o la tradicional marca vacacional Sol Hoteles, que en pleno proceso de renovación y reposicionamiento de una gran parte de su portfolio ya ha registrado incrementos de tarifa media del entorno del 10%

En cuanto a los resultados financieros, Meliá reporta una mejora sustancial de €123,7 millones, gracias al efecto combinado del ahorro en el coste financiero medio – que se situó en un 4,8% – y los menores gastos y mayores ingresos financieros generados, con otros impactos derivados del acuerdo con Equity Inmuebles SL sobre los 17 hoteles explotados por Meliá, por el que su tratamiento contable pasa de arrendamiento financiero a operativo, sumado todo ello al efecto de la apreciación del Dólar frente al Euro.

Mejora en todos los mercados

Américas
Los hoteles americanos de Meliá incrementaron su RevPAR en un 22,2% durante 2014, gracias en gran parte al incremento en los precios. En particular, los resorts Paradisus en México y la República Dominicana, como los Paradisus Playa del Carmen (La Perla y La Esmeralda) con €30 millones de Ebitda en 2014, The Reserve en el Paradisus Punta Cana (+25% RevPAR) y el Paradisus Cancún, un año después de su rebranding (+25% RevPAR) mantuvieron su espectacular evolución.

La Compañía señala entre las claves de estos resultados, las mejoras en la segmentación de la clientela, profundizando el crecimiento del segmento MICE (+7,7% en 2014) y el vertiginoso incremento de las ventas a través de melia.com (+37%)

EMEA
La división en su conjunto, que agrupa los hoteles en propiedad y alquiler de las áreas de Europa, Medio Oriente y África, registró un saludable crecimiento del 5,2% en su RevPAR, sustentado por un incremento del 3,1% de precios. En el desglose por país, encontramos que Alemania finalizó el año con un significativo crecimiento (+11%) del Ingreso por habitación con mejoras en casi todas las ciudades, en gran medida gracias a la intensidad de 2014 en cuanto a Ferias y congresos, especialmente en Dusseldorf (ferias Interpack y Euroshop) y la notable evolución de los hoteles abiertos recientemente en el país como el Innside Dusseldorf Hafen y el Innside Wolfsburg. París continuó con una evolución positiva, mostrando una vez más que este destino consolidado, en el que Meliá acaba de abrir su hotel más importante en Francia, el Meliá La Defense, se renueva y fortalece de manera constante.

Los hoteles Meliá Vendome y Meliá Paris Champs Elysées, con incrementos de RevPAr superiores al 6%, lideraron esta evolución, en parte también atribuible al crecimiento de las venta sonline, que representan ya el 52% del total en el país. Italia acusó el impacto de la comparación de los hoteles de Roma con 2013, año de la proclamación del Papa Francisco, y registró un descenso mínimo en el Ingreso por Habitación (-0,25%) a pesar de los incrementos de RevPAR superiores al 7% en Génova o Milán.

Respecto al Reino Unido, el crecimiento de los ingresos fue del 11%, basado en mejoras de precio por la importancia de las cuentas corporativas y la estrategia de venta directa, que permitieron a los hoteles seguir ganando cuota de mercado. Por lo que respecta a los hoteles españoles de la división, se registra un notable incremento en los ingresos por habitaciones del 10%, achacable a un crecimiento del 50% en los precios en el marco de la estrategia de la Compañía en el segmento lujo, con hoteles como el Gran
Meliá Palacio de Isora (Tenerife) y el Gran Meliá Colón (Sevilla), con mejoras de RevPAR superiores al 15%, y crecimientos superiores al 10% en otros hoteles icónicos como el Gran Meliá Fénix ( Madrid) y el Gran Meliá Don Pepe (Marbella).

ME Europa
Los hoteles ME continuaron fortaleciéndose en el mercado europeo, donde la marca abrió con gran éxito los resorts ME Mallorca y ME Ibiza (reconocido como el mejor hotel renovado de Europa) incorporando mejoras importantísimas en las tarifas y una estrategia muy enfocada a las ventas online, que superan el 80% del total de las reservas. En cuanto a los hoteles urbanos de la marca, el ME London incrementó su RevPAR en un 28% en el ejercicio, superando largamente a sus competidores locales, y atribuye gran parte de su éxito a la mejora de su posicionamiento (ME London fue reconocido como mejor hotel del Reino Unido por los International Hotel Awards en 2014) y a su estrategia de canales directos, especialmente melia.com, que representa ya el 25% del ingreso total del hotel.

Mediterráneo
La llamativa mejora de la división de hoteles vacacionales por excelencia de la Compañía, (+9,5% de RevPAR) se atribuye en más de un 80% al incremento en los precios, como consecuencia de la implementación de la estrategia de gestión de ingresos en el marco del Plan Estratégico de Meliá. Las Islas Canarias en particular tuvieron una breve caída de ocupación en el cuarto trimestre debido a una fugaz mejora de la situación en el norte de África, que volvió a ser eclipsada por los atentados de Paíis y las amenazas del denominado Estado Islámico.

El atractivo y potencial que sigue ofreciendo el segmento vacacional en el Mediterráneo y Canarias a los inversores internacionales ha quedado reafirmado por la Joint Venture materializada por la hotelera española y Starwood Capital en el día de ayer, sin duda posibilitada por el liderazgo internacional de Meliá en hotelería vacacional.

España urbana
El RevPAR en los hoteles de la división urbana creció en un destacable 7,7%, que incluyó un 4,1% de mejora en los precios, en una evolución que confirma la tendencia de recuperación iniciada en 2014, y que recoge el resultado de los esfuerzos de la Compañía durante los últimos años para mejorar y reposicionar el producto y optimizar la gestión de ingresos y la segmentación. Si se computan la totalidad de hoteles urbanos de España (incluyendo los de las divisiones EMEA y ME Europa) el crecimiento del RevPAR registrado asciende al 10%.

Tanto en viajes de ocio como de negocios, como el segmento MICE, confirmando su progresiva recuperación, registraron una positiva evolución, y las tasas de ocupación se incrementaron en los meses de verano y los fines de semana, destacando los hoteles ubicados en destinos “híbridos”, aptos para ocio y para negocios y en aquellas ciudades menos dependientes de la demanda doméstica.

En general, y a excepción de la tendencia negativa que se mantiene en los hoteles de la zona de influencia del aeropuerto de Madrid Barajas (que pese al leve incremento de viajeros no ha experimentado aún la necesaria reactivación de la demanda) la evolución fue positiva o muy positiva en ciudades como Sevilla, Valencia, o Madrid, y tan sólo se registraron caídas del RevPAR en tres ciudades secundarias focalizadas principalmente al cliente español.

Expansión internacional y estrategia
La expansión internacional prevista en el Plan Estratégico de Meliá durante los años 2012 a 2014 ha resultado clave para que la Compañía haya salido fortalecida de los años de crisis económica, con un liderazgo más consolidado, ampliando su presencia y el reconocimiento de sus marcas no solo en los mercados tradicionales como el Caribe latino o Europa, sino también en Asia-Pacífico, Medio Oriente, Latinoamérica y el Caribe Anglosajón.

Así, la Compañía ha avanzado en su objetivo de internacionalización, con un 99% del pipeline de habitaciones fuera de España (el 65% en mercados emergentes); evolucionando hacia un modelo de negocio cada vez más orientado a la gestión, reforzando el liderazgo comercial, con un crecimiento de melia.com del 25% anual durante toda la vigencia del Plan Estratégico, y con importantes avances en innovación en el ámbito de producto, servicios y digitalización, culminando con el lanzamiento de Meliá
Digital en 2014 como proyecto estratégico para optimizar la relación con el cliente. Asimismo, Meliá ha consolidado su reputación corporativa, siendo primera compañía del sector en MERCO, y ha mejorado su atractivo en bolsa, con una positiva evolución de la cotización en los últimos 3 ejercicios que suma un crecimiento del 127,5%.

Por otro lado, la globalización de la hotelera, su posicionamiento en nuevos mercados y su capacidad para atraer nuevos inversores internacionales han sido claves en el éxito de su plan de expansión, que ha supuesto la firma de más de 100 hoteles durante el Plan Estratégico, 22 de ellos en 2014, en países como Estados Unidos, Colombia, Venezuela, Emiratos Árabes, Qatar, Mongolia, Indonesia, Reino Unido o Italia durante el último ejercicio.

Reducción de la deuda
La deuda bruta de la Compañía se redujo por importe de €301 millones comparado con diciembre de 2013, mientras que la deuda neta se redujo en €198 millones en el mismo periodo, gracias al efecto combinado de la mejora del negocio hotelero, la venta de activos hoteleros (Sol Aloha Puerto), el recobro a asociadas y la conversión de los bonos convertibles por importe de €170,5 millones.

Meliá consiguió así reducir su deuda neta por debajo de los €1.000 millones, y mantiene su compromiso para profundizar en el proceso de des-apalancamiento financiero gracias a la mejor generación de caja motivada por la evolución del negocio, la reducción de los gastos financieros y la minoración de la deuda bruta. A ello se suma la venta de activos, comenzando por la anunciada Joint Venture que Meliá acaba de suscribir con el fondo Starwood Capital Group, Esta mejora del balance se produce a pesar de impactos negativos recogidos durante ejercicio, como el ajuste realizado por la Compañía del tipo de cambio del bolívar venezolano al SICAD II.
España: liderando la recuperación
Meliá Hotels International cierra un Plan Estratégico en el que combinó una clara estrategia de internacionalización y crecimiento en el exterior, con un enfoque para mejorar el producto y los destinos en España, al tiempo que mantenía un crecimiento selectivo con marcas urbanas líderes como Innside, abriendo los Innside Madrid Génova, Luchana y Suecia, y marcas vacacionales o híbridas como ME by Meliá, con los nuevos ME Mallorca y ME Ibiza, entre otros.

Desde que la economía española entró en la crisis más profunda que recuerda el sector, Meliá siguió invirtiendo en sus productos en España, sumando inversiones nuevas y de reposición por importe de 450 millones de euros, y ha incorporado 24 hoteles en el país, al tiempo que depuraba su portfolio para que sus hoteles en España se adecúen cada vez más a sus prioridades estratégicas y a los estándares de las marcas. Ha gestionado con excelencia el potencial de los hoteles urbanos para el cliente de ocio, optimizando su ocupación, y ha diversificado los mercados emisores hacia las ciudades españolas para contrarrestar la debilidad de la demanda nacional.

De manera especial cabe destacar la clara apuesta del Grupo por la renovación del producto y las marcas, e incluso de los destinos, como en el caso del proyecto Calviá Beach con el que la Compañía impulsa el reposicionamiento y renovación de la zona madura de Magaluf, en Mallorca, y que hoy ha conseguido contagiarse a otras empresas para inducir a una transformación del destino. Todo ello permite hoy al grupo no solamente mantener su liderazgo por habitaciones, sino también una mayor competitividad para
beneficiarse antes y en mayor medida que el conjunto del sector de la recuperación de la demanda doméstica, como acreditan los resultados agregados de los hoteles españoles en todas las divisiones en 2014, con un crecimiento del 10% del RevPAR .

Outlook 2015
La Organización Mundial del Turismo estimaba que, en 2015, la actividad turística volverá a crecer entre un 3 y un 4%, prosiguiendo con su contribución a la recuperación económica global. En este entorno, Meliá confirma unos excelentes resultados obtenidos durante el primer trimestre de 2015 – temporada alta – en los resorts de Américas, que registraron un crecimiento de doble dígito en su RevPAR. Esta fortaleza de negocio se suma al efecto positivo de la evolución de los tipos de cambio, principalmente de la apreciación del dólar sobre la consolidación de Meliá en Europa, la apreciación de la libra esterlina y el
franco suizo frente al euro. Todos estos factores contribuyen al optimismo frente a 2015, para el que las reservas a través de Tour Operadores y melia.com muestran ya un crecimiento del 10% frente al año anterior. Meliá prevé para el ejercicio un incremento del RevPAR global de un dígito alto, principalmente atribuible a la mejora de precios.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.