‘Armengol sólo quiere pactar con extremistas radicales’

A raíz del anuncio de esta mañana de la líder socialista, Francina Armengol, quien ha asegurado que no pactará con el PP, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Mabel Cabrer, ha lamentado que “solo le interese pactar con los extremistas más radicales, caiga quien caiga”. “No le importa ni el programa, ni las siglas ni los ciudadanos, simplemente piensa en las sillas, las cuotas de poder y las políticas radicales”. Por el contrario, Cabrer ha recordado que el presidente Bauzá se ha mostrado abierto a pactar siempre y cuando “se garantice la estabilidad y el desarrollo económico de los ciudadanos de Baleares”. Para la portavoz, la actitud de la socialista y sus pactos “representan volver a la crisis”. Por ello, le ha instado a que mañana que salen los datos del desempleo del mes de febrero “los mire con atención para que se dé cuenta de lo que pasa cada mes en Baleares desde que gobierna el PP”.

Por otro lado, la portavoz ha dicho “no compartir” las críticas que se han vertido sobre el discurso del presidente Bauzá del viernes pasado con motivo del aniversario del Estatut de Autonomía, porque según sus palabras fue en discurso “institucional, realista, valiente, autocrítico y humilde”. De un presidente, ha continuado, que “tiene las cosas claras, toca con pies en el suelo y trabaja por el bienestar de la sociedad”.

Lucha contra la corrupción
Por su parte, la portavoz adjunta del GPP, Marga Prohens, ha hecho hincapié en que, a pesar de que la moción del Grupo Més relativa a la lucha contra la corrupción que será debatida mañana en el Parlament está “llena de generalidades e incoherencias y no presenta ninguna medida de calado”, su grupo votará algunos puntos a favor y para otros han presentado enmiendas. Según ha explicado “parece un texto para cubrir expediente o aprovechar una situación que está ahora mismo en los medios de comunicación para conseguir un titular”. Para Prohens, “intentan acotar la corrupción a un partido, una persona y una época cuando la corrupción afecta a todos los partidos”. Algo que “merece la condena contundente y firme de todos, más allá de magnificar la que afecta a otros y minimizar la propia”.

Por otro lado, y “más allá de palabras”, Prohens ha defendido que “quien ha actuado contundentemente en contra de la corrupción ha sido el Partido Popular”. Así, ha apuntado que ha sido en esta legislatura en la que el Parlament ha ganado en transparencia; el presidente Bauzá fue el primero en hacer públicas su declaraciones de la renta y sus notas registrales; el primero que dijo que no llevaría imputados en las listas y el que puso en marcha un estricto código ético con el que “estamos plenamente comprometidos”. Además, ha sido el PP quien permitió la Comisión de Son Espases porque fue su presidente quien dijo que quería que se supiese todo “afectase a quien afectase”.

Por ello, “tenemos motivos suficientes para no aceptar lecciones de quienes no han tomado medidas cuando tenían responsabilidad de Govern”. Además, “no entraremos en su juego de acotar la corrupción a determinados casos que, aunque coincidimos en que son vergonzosos, también sabemos que la corrupción es más que eso y que ha de afrontarse desde un sentido más amplio”.

Finalmente, Prohens ha mostrado su deseo de que los grupos de la oposición aprueben las enmiendas del GPP y “demuestren que tienen verdadero interés en condenar cualquier tipo de corrupción toque a quien toque, dejando de lado el debate partidista”.

República frente a Monarquía
Cabrer ha hecho mención a otras dos iniciativas que serán tratadas en sede parlamentaria, una, del Grupo Més, sobre la elección vía referéndum entre república y monarquía y una segunda, del PSOE, sobre la acción de control del Govern. Según la portavoz, ambas están “lejos de la realidad”. Además, “que a estas alturas la oposición plantee este tipo de iniciativas demuestra que no son una alternativa constructiva”. Según ha explicado, elegir entre monarquía o república es un debate nacional que implicaría la reforma de la Constitución. Además, ha recordado que recientemente se ha llevado a cabo la sucesión de la corona de forma “tranquila y correcta”.

En lo que a la del PSOE se refiere, Cabrer ha defendido que esta propuesta plantea una reforma del reglamento del Parlament. Un reglamento “nuevo que fue aprobado por ellos a finales de la legislatura pasada”. En este sentido, la portavoz ha apuntado que este nuevo texto ha supuesto “más control al Govern a través de más comparecencias y más participación ciudadana”. En tres semanas que quedan “es imposible negociar y afrontar la reforma del Parlament”.

Enmiendas Ley Transparencia
Por último, Cabrer ha explicado que entre todas las enmiendas del GPP presentadas a la Ley de Transparencia, ha habido una que contenía un error que “se corregirá” porque “no ha habido ni intención ni voluntad en dar un paso atrás en transparencia”. Así, ha reiterado el interés de todo su grupo en que este texto se apruebe con “el máximo consenso posible”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.