El hombre desaparecido en Calvià es el ex instructor de Marineland

El varón de 59 años desaparecido el pasado martes, y a quien la Guardia Civil sigue buscando desde entonces por tierra, mar y aire es José Luis Barbero, el antiguo instructor de Marineland denunciado públicamente semanas atrás por presuntos maltratos físicos y verbales contra los delfines de este centro marino ubicado en la Costa den Blanes.

José Luis Barbero, que desde principios de año prestaba sus servicios en un zoo marino de Georgia, en Estados Unidos, volvió a Mallorca hace unos días para resolver asuntos de visado y para afrontar también la denuncia de los animalistas, a quien a su vez denunció ante la Guardia Civil por la difusión de un vídeo que, según los peritos contratados por su abogado, Mateo Cañellas, fue manipulado de manera ‘burda y chapucera’.

En aquél video se aparenta que Barbero insulta a los animales al tiempo que propina patadas durante un ejercicio de instrucción. Algo que, según los profesionales que han visionado detenidamente la cinta, no se corresponde con la realidad.

Barbero fue visto por última vez el pasado martes por la mañana, cuando salía de su casa hacia una reunión de trabajo a la que no llegó. El instructor de delfines, pionero en Europa en la implantación de la delfinoterapia para niños que padecen algún tipo de discapacidad, se encontraba en tratamiento psicológico, y su entorno admite que estaba ‘muy afectado’ por todo lo acontecido a raíz de la difusión de aquellas imágenes, que superan el medio millón de visitas en Youtube.

Las sospechas de Jose Luis Barbero respecto a la manipulación de ese vídeo señalaban a algún antiguo trabajador despedido, ya que según aseguran quienes conocen Marineland, las imágenes pertenecían al año 2013, y parte de ellas habían sido captadas por una cámara de seguridad del centro, que nunca ha denunciado la sustracción de las mismas.

La policía judicial se ha puesto ya al frente de la investigación para dar con su paradero.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.