El obispo llevará el escándalo sexual de la Iglesia de Mallorca a misa

El Obispo de Mallorca, Monseñor Javier *Salinas, se ha reunidoesta mañana con los Consejos Episcopal, de Consultores y los arciprestes de la Diócesis al Palacio Episcopal. En esta reunión se han estudiado las informaciones publicadas en la prensa y que afectan a un miembro del presbiterio y a otro de la vida religiosa de la Diócesis. Se ha establecido el compromiso de todos en la investigación de la verdad, en el respaldo a las víctimas y también en la presunción de inocencia de los denunciados, mientras el Obispo ha decidido las siguientes propuestas:

En primer lugar, pedir a todo el presbiterio de abstenerse de hacer cualquier manifestación pública sobre este tema, para preservar la efectividad de la investigación en curso, la buena fama de las personas y una información más serena. En este sentido, las únicas declaraciones autorizadas se transmitirán por el portavoz del Obispado. Y en segundo lugar, publicar una nota sobre este tema dirigida a toda la comunidad diocesana porque sea leída el próximo domingo a todas las celebraciones dominicales.

Confiando que los procesos iniciados en el Tribunal Eclesiástico de la Diócesis lleguen a la verdad de los hechos y a la salvaguarda de los derechos de los implicados, se pide desde la Iglesia de Mallorca la ‘moderación necesaria y la plegari’a en esta hora ‘difícil’ para nuestra Diócesis.

Hoy mismo se ha sabido que la Audiencia de Palma considera que existen indicios suficientes de criminalidad contra el expárroco de Can Picafort (Santa Margalida), Pere Barceló, en el procedimiento en el que está imputado por un presunto delito de agresión sexual con penetración y otro de abuso sexual a menor de 12 años.

La Iglesia de Mallorca decidió en marzo de 2013 expulsar del sacerdocio a Pere Barceló, que hasta 2011 ejerció como párroco de Can Picafort, por considerarlo culpable de pederastia.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.