Jose Luis Barbero: ‘conmigo han hecho una masacre’

Jose Luis Barbero había advertido ya semanas antes de su fallecimiento de que se había hecho con él ‘una auténtica masacre’, tras la difusión del video que resultó estar manipulado, y en el que supuestamente el instructor de delfines maltrataba física y verbalmente a los animales durante un entrenamiento en Marineland.

Barbero quería averiguar todos los detalles: quién grabó las imágenes, quién las manipuló, y quién las remitió a las entidades que la difundieron. Por eso presentó una denuncia que ahora proseguirá su familia, después de que la Guardia Civil encontrase su cadáver el pasado sábado en el aeropuerto de Palma.

‘Hay un montón de malintenciones en esta desagradable historia, porque las imágenes están grabadas hace dos años. Sin embargo salen ahora -explicaba Barbero el pasado 26 de febrero- porque desde mi llegada a Marineland se prescindió de un grupo de personas, alguno de los cuales sería sospechamos el artífice de esta masacre que me han hecho’.

Jose Luis Barbero, fichado por el Georgia Aquarium de EEUU, explicaba que la intención era dejarle sin trabajo, ‘pero se han llevado una sorpresa porque en Atlanta han salido a los medios de comunicación y han explicado que hasta que no se demuestre lo contrario, toda persona es inocente’. De hecho, desde su nuevo lugar de trabajo se había iniciado una investigación paralela, que incluía acercarse a los delfines para asegurarse de que no existieran ‘síntomas de estrés’ como consecuencia de las sesiones de entrenamiento.

El entrenador de delfines, de 59 años, manifestaba también en esa entrevista que ‘muchos vecinos de Costa den Blanes se han prestado voluntarios a Marineland para defendernos de mentiras y engaños’.

Aquél ímpetu con el que defendió su inocencia, sin embargo, se acabó truncando, y según fuentes policiales, Barbero se acabaría quitando la vida.

En los últimos días, la cuenta de Twitter @stopdifamacion se ha puesto en marcha para buscar a los ‘culpables’ del trágico final de Barbero.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.