El mundo del motor llora la muerte de Lumbreras en el Oris Rally Clásico

La sede de Renault en el polígono de Can Valero acogerá este lunes a partir de las ocho de la tarde una concentración con la que se pretende recordar a Jose Lumbreras del Cabo, el copiloto del R5 Turbo fallecido el pasado sábado, en el transcurso de la tercera y última jornada del Oris Rally Clásico.

La noticia del accidente y sus graves consecuencias ha inundado de dolor el mundo del motor en las islas, donde tanto Lumbreras como el piloto del vehículo, Jose Carlos Iscar, eran más que conocidos tras muchos años vinculados a la popular marca francesa de automoción.

Iscar, que salvó su vida gracias a poder abandonar a tiempo el vehículo siniestrado en un tramo que transcurría por la localidad de Campanet, fue trasladado con importantes quemaduras hasta el Hospital Universitario de Son Espases, y de allí hasta la Vall d’Hebron de Barcelona, donde se le debe tratar de las heridas que sufre y que son consecuencia del fuego que prendió tras impactar el coche que conducía contra un árbol.

Se da la circunstancia de que la pareja que viajaba a bordo del Renault 5 del año 1984 no había tomado nunca parte en una competición de estas características, y se estrenaban precisamente disputando esta undécima edición del Oris Rally Clásico, considerado una de las ‘perlas’ europeas en las carreras de su estilo.

El accidente sufrido durante el mediodía del sábado por el dorsal 64 de la carrera, y sus fatales consecuencias, provocaron la suspensión inmediata de los cuatro tramos que todavía quedaban por disputarse, así como la anulación de cualquier entrega de trofeos o actos protocolarios. La organización asume como una ‘enorme tragedia’ la muerte de Jose Lumbreras, y anima a todos los seguidores del automovilismo de Mallorca a tomar parte en ese sencillo acto de homenaje que tendrá lugar este lunes.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.