Isern ‘pasapalabra’ sobre la permuta Sitjar-Son Moix

Las conversaciones entre el RCD Mallorca y el Ayuntamiento de Palma para poner las bases de una posible permuta en el futuro entre los terrenos del Luis Sitjar y el Iberostar Estadio (Son Moix) están en punto muerto.

Dada la proximidad de las elecciones municipales de Mayo, el alcalde de Palma Mateu Isern ha optado por un “pasapalabra” para que sea el futuro equipo de gobierno el que retome las conversaciones con el Club. Isern lo consideraba un asunto complejo para ser tratado en tan poco tiempo y ha preferido que sea el próximo gobierno municipal quien actúe.

Así lo manifestaba el teniente de alcalde de cultura y deportes, Fernando Gilet, en la cadena Cope, al afirmar que “la decisión está tomada, es verdad que ahora tenemos un interlocutor en el Mallorca, pero se ha decidido que sea el próximo equipo de gobierno quien decida, y no dejarle por parte del actual gobierno hipoteca de ningún tipo”.

A pesar de la buena sintonía que existe actualmente entre el presidente Utz Claassen e Isern, como se pudo comprobar en la visita conjunta a las obras de demolición el Sitjar, será en la próxima legislatura cuando se decida de qué forma los terrenos de la propiedad privada del Luis Sitjar (Mallorca y otros copropietarios) pasan a ser de titularidad municipal a cambio de Son Moix, una vieja idea en la que se había ido profundizando entre ambas partes, tras descartarse el megaproyecto del Sitjar, la obsesión de Serra Ferrer y Gabriel Cerdà, lo que fue foco de conflicto continuo con el Ayuntamiento. El Mallorca abandonó la idea del Luis Sitjar ante la falta de financiación, estaría dispuesto a ceder la propiedad en el Sitjar a cambio de quedarse Son Moix. Fuentes municipales señalan que es una operación compleja, y que debe ser tratada con pausa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.