El Fiscal de Marsella apunta al copiloto como culpable intencionado de estrellar el avión de Germanwins

El fiscal de Marsella, encargado del caso del accidente del avión de Germanwings, ha indicado que la interpretación de la actuación del copiloto, Andreas Lubitz, que se negó a abrir la puerta de la cabina al piloto una vez que este salió, indica que tenía la “intención de destruir el avión”.

El fiscal ha explicado que en los últimos minutos antes de que el avión chocara contra el suelo se escucha al copiloto respirar con normalidad, por tanto seguía vivo y sin problemas aparentes.

Pese a los reiterados golpes que da el piloto desde fuera no se escucha absolutamente nada en el interior de la cabina durante los últimos diez minutos. Por todo ello el fiscal considerado que el copiloto accionó de forma intencionada el descenso del aparato, para estrellarlo.

Por su parte la compañía ha emitido un comunicado sobre las noticias que apuntan que uno de los pilotos habría abandonado la cabina del avión y posteriormente no podría haber accedido de nuevo a ella. “En estos momentos, no tenemos ninguna información al respecto de la autoridad competente en nuestras manos y, por lo tanto, no podemos confirmar ni desmentir la información publicada en The New York Times. Vamos a intentar obtener más antecedentes, pero no vamos a participar en especulaciones. La investigación de la causa del accidente es un asunto que corresponde a la autoridad competente del caso” afirman desde Germanwins.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.