Un individuo se pega un tiro en Son Ferrer antes de ser detenido

Un individuo de unos sesenta años de edad se ha disparado a sí mismo con una escopeta esta mañana en un bar de Son Ferrer, tras comprobar cómo se dirigía hacia el lugar una dotación de la Guardia Civil.

La Benemérita había sido avisada por la mujer de este hombre, de quien estaba separada. Al llegar al bar que regenta en la calle Albatros, según informan desde el Instituto Armado, se habría encontrado al hombre en el interior del establecimiento, y asustada, habría optado por dar aviso a las fuerzas del orden.

Contra el individuo existía una orden de alejamiento por diversas amenazas de muerte. El hombre, que ha intentado quitarse la vida, ha sufrido finalmente heridas de gravedad, lo que ha obligado a los servicios sanitarios a trasladarlo hasta el Hospital de Son Espases, donde permanece ingresado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.