“La XII Fira del Vi de Pollença es una oportunidad única para conocer los vinos de las Islas Baleares”

La Fira del Vi de Pollença, instituida ya como cita vinícola anual tanto para profesionales como para amantes del vino, celebra este fin de semana su 12 edición. La regidora de Ferias del Ajuntament de Pollença, Teresa Ferré, recuerda el aspecto pionero de la feria “la enología ahora está de moda pero aquí fuimos los primeros”. En 2004, la Associació Vi Primitiu de Pollença, un grupo de personas amigas de la cultura del vino, quiso promover los productos vinícolas de la región en una feria monográfica. El éxito y eco de la Fira del Vi de Pollença traspasó las fronteras de nuestra isla y superó todas las expectativas. Este éxito continúa en 2015, año en que la feria llega a la 12 edición. L’Associació Vi Primitiu de Pollença continua organizando la feria junto con el Ajuntament de Pollença.

 ¿Cuál es el objetivo de la feria?

Creo que hay varios objetivos. Por un lado, queremos que todas las bodegas de les Illes Balears que participan en la feria  puedan dar a conocer sus vinos al público en general y que, además, puedan hacerlo en un marco tan agradable como es el Claustro de Santo Domingo.
Entendemos que la feria es un lugar adecuado para poner en contacto a los productores con los comerciales, distribuidores y restauradores y crear un marco de comercio, y también es una cita apropiada para conocer y enseñar a apreciar en la población mallorquina y los visitantes los vinos que se producen en nuestra tierra.
Por otro lado, la Fira del Vi nos ayuda a promocionar el pueblo de Pollença: no sólo promocionamos un producto isleño, también la marca Pollença a nivel nacional e internacional.

 ¿Cuántos vinos se podrán probar?

En la feria habrá cerca de 350 vinos de 36 bodegas de las Islas Baleares que se podrán catar. Este año contaremos con cuatro bodegas más que la pasada edición.

 ¿Cómo funciona la feria?

El sistema es el siguiente: la entrada vale 10 euros y con ella entra una copa de vino en una bolsa y un librito donde está el nombre de los vinos y la ubicación de todas las bodegas, nosotros aconsejamos coger el folleto y mirar qué vinos se quieren catar antes de entrar en el recinto porque, como he apuntado antes, hay unas 350 referencias y catarlos todos es imposible. De estos 10 euros, hay 3 euros de crédito que el visitante puede intercambiar al comprar una botella de vino. No debemos olvidar que el objetivo de la feria es que la gente venga a catar y a comprar vinos.
En cuanto a los horarios debo decir que una hora antes de cerrar las puertas, es decir el sábado a las 19,30 horas y el domingo a las 13 horas, ya no se dejará entrar a nadie, porque con el tiempo tan justo entendemos que no se puede realizar una cata apropiada.

¿Hay un día específico para profesionales?

Nosotros aconsejamos a los profesionales que visiten la feria el sábado por la mañana, porqué hay menos público y los bodegueros disponen de más tiempo para atender a sus potenciales clientes. Aunque el sábado por la mañana la feria también está abierta al público en general.

¿Qué aforo esperan?

Esperamos que durante estos dos días de feria pasen por el claustro de Santo Domingo entre unas 3.500 y 4.000 personas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.