EL TIMO DE LA MARJALERIA

Parece ser que este ha sido el deporte nacional de los últimos años por parte de los consecutivos gobiernos populares del Ayuntamiento de Castellón de la Plana en lo referente a lo que estaba pasando en la Marjalería. O por lo menos así lo cuentan los afectados por las construcciones ilegales en el que se ha convertido en el mayor timo urbanístico sufrido en nuestra  provincia. Ya que alguien (indefinido o con nombre y apellidos) le decía al propietario de una parcelita que podía construir, que allí no pasaba nada. Y, como en cualquier timo, el engañado se ponía a construir, porque eso era lo que quería oír.

Después, el Ayuntamiento no le paraba la obra hasta que tenía la construcción techada y los tabiques levantados. Y llegados a este extremo el timado tenía dos opciones: o tirar el esfuerzo y los ahorros de toda una vida a tierra; o seguir adelante, acabar la obra y defenderla con uñas y dientes. Y, ya puestos, elegía la defensa de su patrimonio. Y ahí llegaban los cantos de sirena del Partido Popular, diciéndoles a los timados que aprobaría un Plan Especial que lo solucionaría todo (mientras tanto los iba friendo a multas coercitivas y de las otras) y el Plan se aprobó. Pero como el Plan no servía para nada por sí solo, el timado seguía construyendo una piscinita, una barbacoa o un  vallado. Y las multas seguían lloviendo e inundando la Marjalería, Es un timo muy rentable.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.